Simpatizantes al Gobierno de Daniel Ortega atacaron a obispos y dirigentes del Vaticano en la ciudad de Dirimbia. Los grupos armados comandados por Ortega mataron e hirieron a nicaragüenses de esa ciudad en tan solo en 24 horas. Este acto es considerado como uno de los peores ataques perpetuados en el país de Nicaragua, bajo el Gobierno de Ortega.

Según el registro de los datos recopilados El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) al menos 17 personas fallecieron en las ciudades de Diriamba y Jinotepe ubicadas a 40 kilómetros de la capital del país.

Estos sitios han sido fuertemente asediados desde el domingo. Es por ello que dirigentes del episcopado fueron hasta allá para tratar de pacificar la situación de crisis y de violencia presente.

Pero, los religiosos fueron gravemente heridos durante los ataques. Dentro de los afectados están el cardenal Leopoldo Brenes y el representante del Vaticano, Stanislaw Waldemar Sommetarg, quienes habían ido a mediar en medio de los disturbios. También fue herido Silvio Báez, obispo auxiliar de Managua.

La voz del monseñor Silvio Báez

El monseñor Báez es una de las voces más fuertes contra el Gobierno de Daniel Ortega en la Conferencia Episcopal.

Siempre ha estado presente en las redes sociales y ha sido un referente nacional en medio de esta crisis socio-política. Esta vez fue víctima directa de la violencia que se ha desencadenado en el país. Al parecer los simpatizantes de Ortega no responden ante la autoridad moral que infunda los dirigentes religiosos.

Los ataques ocurrieron en la madrugada del domingo

Los vecinos de la zona dijeron que en la madrugada del domingo llegaron camionetas cargadas de hombres armados para atacar directamente a los ciudadanos en Diriamba, dejando a decenas de personas heridas

En la ciudad de Jinotepe se registró al menos 7 personas fallecidas, así lo informaron los dirigentes del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, pero dijeron que la cifra puede aumentar con el paso del tiempo.

Cuerpos aparecieron en zonas apartadas de la ciudad este lunes, que todavía falta por identificar.

El ataque se da en medio de una crisis que se ha cobrado la vida de al menos 320 personas desde el 18 de abril pasado a causa de represión del Gobierno, según la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos.

Los ciudadanos nicaragüenses han organizado para este jueves 72 horas de protestas como respuesta a los últimos ataques por parte de las fuerzas policiales y paramilitares dirigidas por Ortega.

"No abandonaremos las calles porque las calles son del pueblo", dijo en un comunicado el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), uno de los grandes líderes de la huelga general del mes pasado.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más