Siempre han existido personas que voluntariamente ayudan a las víctimas afectadas por las emergencias derivadas de los desastres naturales. Sin embargo, más allá del ser humano, existen también héroes de 4 patas, entrenados para el rescate. Ellos se ganan un lugar en nuestros corazones debido a la disposición y la disciplina que demuestran al ejecutar su trabajo. Todo esto, en momentos de suma dificultad.

Uno de los casos más populares de los últimos tiempos, ha sido Frida, la agente canino rescatista de la Marina de México. Ella ahora forma parte de la historia debido a la valentía y el coraje demostrado en las operaciones de rescate posteriores al terremoto de 7,1 grados, ocurrido en el Estado de Puebla-México. Para inmortalizar a esta implacable guerrera, han decidido colocar una estatua de ella junto a su entrenador, Israel Arauz.

Frida adoptó un papel protagónico debido a la persistencia mostrada en las operaciones de rescate

Frida adoptó un protagonismo especial, debido al intenso trabajo en la búsqueda de sobrevivientes entre las ruinas de la escuela Enrique Rébasamen, ubicada en la colonia Coapa de la Ciudad de México. En tal sitio, se encontraban muchos niños atrapados debajo de la estructura. Su indumentaria para trabajar son unas gafas y unas zapatillas azules que se mostraron como un distintivo de esfuerzo y resistencia para las personas y voluntarios que ayudaban en el rescate.

Frida y Arauz ahora cuentan con una estatua de bronce, elaborada por Will Carachure y Alberto García Nava, la cual ha sido fundida por Antonio Vielma. Dicho monumento se sitúa en el Parque Ecológico del Estado de Puebla. El gobernador del estado, Tony Gail, al revelar la escultura resaltó que dicho monumento representa los valores que unen a los mexicanos. Además, el gobernador aplaudió el trabajo en conjunto del perro, su guía y las demás personas voluntarias que prestaron sus servicios para ayudar a la población en el rescate.

En el acto se reconoció el esfuerzo y el valor del resto de los voluntarios

En el evento, además de homenajear al Frida y Arazuz, se hizo un reconocimiento a los voluntarios que ayudaron en los sucesos ocurridos el 19 de Septiembre del 2017. Se recopilaron diferentes fotografías y se expusieron con el nombre de “Héroes Anónimos”, esto con el fin de homenajear a aquellos héroes voluntarios que ayudaron a las personas afectadas luego del movimiento sísmico.

La agente canina pertenece a la raza labrador, trabaja desde hace ocho años como apoyo de rescate en la Marina. En su experiencia de trabajo se describen 53 localizaciones en estructuras colapsadas y deslaves, hallando 12 personas con vidas. Fragata Israel Monteverde Cervantes, oficial del equipo del entrenamiento canino describe a Frida como una perra cariñosa y muy bondadosa, pero que también es firme y disciplinada en su trabajo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más