Luego de un lamentable resultado de 88 muertos en el reciente incendio de Grecia, se mantiene activa la polémica referente a las causas que dieron origen al devastador evento. La tragedia ocasionó la pérdida de más de un millar de casas, además de 800 viviendas afectadas en Mati, población de costera de Grecia.

Luego de que el vicealcalde de Maratón, de donde depende la población de Mati, no le prestara atención a las recomendaciones de evacuar emitidas por el cuerpo de bomberos de esa población, terminó renunciando debido a la presión ocasionada por los acontecimientos.

El panorama no es nada alentador, de la belleza de la población con vista al mar, solo queda un millar de casas destruidas por el fuego y 800 viviendas con serios daños. De las edificaciones de Mati, solo se salvaron algunos hoteles que están trabajando con generador propio. Así mismo, la búsqueda de las gemelas Sofía y Vasiliki ha terminado en una gran tragedia luego de que se verificara el día de ayer que ambas han muerto junto a sus abuelos, gracias a una pruebas de ADN.

Una tragedia anunciada

Según las muchas historias que se escuchan de los protagonistas del incendio, destaca la del ayuntamiento y su relación con la legalidad de las propiedades. Según un economista griego,Grigoris , más de la mitad de las casas se han construido mediante sobornos o complacencia para otorgar los permisos necesarios.

Esto ha ocasionado que casi todas las vías que conducen a la playa se hayan obstaculizado, lo cual ha sido determinante al momento de escapar de esta tragedia, convirtiendo las vías de escape en una muerte segura.

Muchas de las personas se dirigieron a la única salida al mar que tiene la población de Mati, quedando atrapados en un atasco que se originó cuando todos buscaron la salida al océano. Otras personas que se dirigían a pie o en sus vehículos cayeron en los despeñaderos de los cuales está rodeada la población de Mati.

Recursos obsoletos para atacar el incendio

Las condiciones de acceso a la playa, se juntan a las causas de una situación que ya se había presentado en el año 2007.

Grecia solo cuenta con 12 hidroaviones de bomberos y estos tienen 45 años, por los cual se encuentran obsoletos y aptos para atender emergencias en una zona donde ocurren incendios todos los veranos.

Ante lo ocurrido anteriormente, las autoridades no tomaron medidas para corregir, ni previeron las posibles consecuencias de su falta de acción. Inclusive, los bomberos de Atenas no tienen los recursos necesarios para trabajar entre los escombros, a fin de realizar labores de rescate y poder encontrar sobrevivientes.

El Gobierno ante los hechos, ha tomado la decisión de indemnizar a las familias de las víctimas y le otorgará un empleo a alguno de sus miembros al estilo de países como la India, en un intento de reparar los daños causados.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más