Este lunes sucedió un triste acontecimiento que ha marcado la historia de Grecia, considerado como la peor tragedia natural, un incendio producto de una ráfaga de fuego desde el norte hasta el noreste del Ática. El Gobierno sospecha que pudo ser provocado.

Muchas pérdidas humanas

Se puede decir que se trata de un auténtico caos, ya que, se estima una pérdida de más 70 personas y más de 187 heridos.

Es tanta la tragedia, que las autoridades se han declarado en estado de emergencia y solicitado ayuda inmediata a gobiernos europeos. Entre las víctimas se encuentran niños, adolescentes y hasta un bebé de seis meses, las cuales han sido encontradas a unos 30 km. de Atenas. Los incendios han sido tan feroces que han arrasado todo lo que encuentran a su paso obligando a que las poblaciones sean evacuadas de manera inmediata y a declarar el estado de emergencia.

Por otro lado, los servicios de emergencia de la región buscan a un gran número de desaparecidos.

Las autoridades han solicitado a las personas notificar si desconocen el paradero de algún familiar o conocido que resida en las zonas afectadas.

Posibles Hipótesis

El Gobierno de Grecia solicitó un dron especial a Estados Unidos, con el fin de poder detectar con mayor precisión cualquier pista de actividad sospechosa. Esto se debe a la presencia de 15 focos de fuego paralelos en tres diferentes áreas del Ática. Se sospecha que estos incendios fueron provocados para evitar la especulación inmobiliaria o alguna posible construcción de parques eólicos.

La petición de ayuda a España fue cancelada

Las autoridades de Grecia han emitido un comunicado dirigido al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para realizar la cancelación de la solicitud de medios aéreos de extinción de incendios ofrecida por el Gobierno español, debido a un progreso de la situación meteorológica y a la evolución favorable de los incendios. Además el comunicado expresa el agradecimiento por la buena disposición de ayudar.

Nubes de humo

Debido a la magnitud del fuego, sobre Atenas se crearon nubes de humo y el cielo quedó totalmente oscurecido. Según el jefe de Protección Civil, Giannis Kapalis, se trata del peor escenario a donde han acudido al rescate. Las llamas tomaron mayor intensidad, ya que se trata de una zona rellena de pinos y de casas de verano.

Campamentos evacuados, miles de personas huyendo, carreteras cerradas, zonas sin servicio eléctrico, sin teléfono y sin internet son el resultado del intenso humo en la región.

Grecia no había experimentado una tragedia como esta desde el verano del 2007, donde perdieron la vida 74 personas debido a los más de 3.000 incendios suscitados en la península del Peloponeso. Se presume que aumente considerablemente la cifra de fallecidos, ya que se siguen encontrando cuerpos carbonizados en diferentes localidades.

El Gobierno griego ha decretado tres días de luto por la tragedia.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más