Han sido deportados a sus países una cantidad considerable de padres de Estados Unidos, mientras sus hijos menores de edad continúan bajo la custodia del Gobierno de Trump. Estas deportaciones ocurrieron entre el mes de mayo y junio, sin embargo esta cifra podría ser mayor.

Informe de la ACLU sobre deportación de inmigrantes

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) ha mostrado este lunes un informe en el que asevera que 463 padres inmigrantes podrían haber sido deportados de Estados Unidos sin sus hijos menores de edad.

Dicho informe no dice por qué fueron deportados los padres, y algunos funcionarios del Gobierno de Trump reconocieron que fueron deportados sin sus hijos.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU)

El Gobierno de Trump no ha manifestado cuándo podrían ser reagrupadas estas familias separadas, cuyos hijos menores se quedaron en Estados Unidos.

Muchos de estos padres fueron separados de sus hijos sin el debido asesoramiento jurídico y firmaron las deportaciones con angustia y nerviosismo, según la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU).

La organización asegura que localizar a los padres inmigrantes deportados en sus países de origen y reunirlos con sus hijos será una tarea difícil. Además, la ACLU también busca impedir la deportación de las familias que ya fueron reagrupadas.

Política de tolerancia cero del Gobierno de Trump

Aproximadamente 2.500 niños fueron apartados de sus padres, después de que en el mes de abril Trump anunciara la política de "tolerancia cero", con la finalidad que disminuya la inmigración ilegal.

Esta iniciativa fue derogada en el mes de junio, debido a las fuertes críticas que a nivel internacional recibió el Gobierno, sobre cómo eran tratados los menores inmigrantes bajo su custodia, los cuales estaban expuestos a frío intenso y comida en mal estado.Por otra parte, algunos congresistas demócratas, denunciaron que a algunos padres separados de sus hijos, se les cobró hasta 8 dólares por minuto, en los centros de internamiento, para que ellos pudieran hablar con sus hijos.

La ACLU presentó una demanda, ante un juez de distrito Dana Sabraw, en San Diego, y ésta ordenó que el Gobierno debiera reunir en junio a los padres inmigrantes con sus hijos.

El Gobierno ha asegurado este lunes que hay 917 padres que no cumplen los requisitos para recibir a sus hijos. Algunos no se encuentran en el país, otros fueron considerados no aptos por presentar condenas penales. Sin embargo, este jueves se cumple el plazo fijado por la juez para que el gobierno de Trump reagrupe a las familia separadas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más