La inmigración puede ser un gran negocio para las personas con menos escrúpulos si se tiene en cuenta la infinidad de ofertas que se encuentran en las redes sociales. En ellas se ofrecen a las personas necesitadas en África de una serie de itinerarios en permisos de trabajo y hasta incluso de falsos pasaportes para que puedan desplazarse hasta el viejo continente. El precio de estas propuestas varían entre 1.000 y 2.000 dólares, en donde incluso ponen su número de teléfono para ponerse en contacto con estos intermediarios en el tráfico de seres humanos.

Se trata de una denuncia que ha salido a la luz pública tras un trabajo de investigación desarrollado por el diario El Mundo y en que se pone de manifiesto que trasladar a los inmigrantes africanos puede ser un negocio muy lucrativo para unos pocos. Hasta el punto es grave este tema que en algunas de estas ofertas se ofrecen viajes gratuitos a los menores de 10 años.

También se ofrecen otras rutas alternativas, con una mayor tarifa, que evitan los desplazamientos por el mar y se dirigen a destinos a través de avión.

Como por ejemplo a Alemania y en donde se incluye un visado Schengen falsificado para que los demandantes puedan conseguir su objetivo de llegar a Europa.

Utilizan las cuentas de las redes sociales

La mecánica de este servicio para los refugiados está claramente planificada por estas mafias en el tráfico de personas al usar las redes sociales como instrumento para comercializar estos viajes tan poco convencionales.

Porque en efecto, lo comercializan a través de Facebook, Instagram, YouTube, Google y Twitter, entre algunos de los más demandados por los usuarios.

Para posteriormente cerrar los acuerdos, tal y como denuncian desde El Mundo, por medio de plataformas sociales tan relevantes como las de Telegram y WhatsApp. De esta forma, el efecto más inmediato que cada vez son mayores las cantidades de personas que se ven atrapadas bajo estas redes de captación, desde buena parte de los países en donde los conflictos y guerras están latentes y con serios problemas para la supervivencia de los ciudadanos.

Los anuncios son publicitados en los idiomas nativos

Otra de las características de estos anuncios es que están redactados en los idiomas locales, aunque predomina el árabe por encima de los restantes para un perfil de cliente de que puede ser afgano, kurdos, iraquí o de otros lugares limítrofes. En este sentido, la Oficina Europea de Apoyo al Asilo ha investigado que buena parte de estos desplazamientos tienen como destino a España.

Uno de los ejemplos de estas prácticas es el viaje de Libia a Italia en lanza por una tarifa de tan solo 600 dólares norteamericanos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más