La Inmigración parece ser uno de los temas clave para el ejecutivo de Pedro Sánchez. Una vez que ha confirmado, en una entrevista en RTVE, que su intención es la de agotar la legislatura y no convocar elecciones hasta el año 2020, el presidente del gobierno va a iniciar una ronda de visitas a distintos gobiernos europeos, en busca de apoyos para realizar una política común europea.

Pedro Sánchez busca contactos para conseguir una política europea de inmigración común

El primero de estos contactos de Pedro Sánchez tendrá lugar el próximo sábado en París, donde le recibirá el presidente de la República francesa, Emmanuel Macron.

Anuncios
Anuncios

Durante esa visita el presidente del ejecutivo español reiterará su agradecimiento por el apoyo a España recibido por parte de Francia en la gestión del barco de rescate "Aquarius"

La intención de Sánchez a la hora de iniciar esta ronda de contactos es buscar un entendimiento entre los distintos gobiernos europeos para conseguir una política común en materia de inmigración y refugiados que eviten la repetición de posibles dramas humanos como los vividos los últimas días con el "Aquarius"

La gira de visitas del presidente continuará en las próximas semanas.

Berlín o Lisboa son otros de los destinos que están en su agenda para tratar este tema, que será capital seguramente en la próxima Cumbre Europea que tendrá lugar los próximos 28 y 29 de junio en Bruselas.

Sustituir las concertinas por una gestión de la inmigración acorde con los derechos humanos

Otro de los temas referentes a inmigración que trató el presidente Pedro Sánchez en la entrevista es la posible retirada de las llamadas "concertinas" de las vallas fronterizas de Ceuta y Melilla.

Anuncios

Hay que recordar al respecto que en unas recientes declaraciones a los medios, el ministro de Interior, Fernando Grande - Marlaska, ha asegurado que su intención es retirarlas con la mayor brevedad posible. Esto ha provocado la reacción virulenta de la parte conservadora de la oposición, que piensa que esa medida creará un "efecto llamada" y atraerá a decenas de miles de emigrantes ilegales a nuestro país.

Sobre esta polémica, Pedro Sánchez ha declarado que las fronteras se pueden defender sin tener que lesionar a seres humanos, y que España va a realizar una política migratoria sensata, y que evidentemente esa política no va a pasar por la apertura de fronteras.

Simplemente se trata, según sus palabras, de apostar por medidas que respeten los derechos humanos.

Haz clic para leer más