El Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Norte calificó la actitud del secretario de Estados Unidos, Mike Pompeo de "lamentable", luego de un encuentro que mantuvo con el dirigente durante dos días en Pyongyang. Lo tildó de "gangster y ladrón" luego de las reuniones políticas y además puso en riesgo el compromiso de continuar con la desnuclearización que había prometido en veces anteriores.

La declaración dada por el funcionario anónimo del Ministerio de asuntos exteriores no concordó con la que dio el secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, el cual en cambio calificó al encuentro como una reunión de progreso entre ambos países y que Corea del Norte continuaría con la promesa de desarme.

Uno de los objetivos claros de la visita de Pompeo a la capital de Corea del Norte era el de reafirmar el compromiso del total desarme del gobierno norcoreano, pero al parecer, el gobierno de King Jong Un se sintió presionado por los Estados Unidos, durante el encuentro.

El secretario de Estado se reunió, no con el propio Kim Jong Un, sino con su mano derecha Kim Yong-chol. Luego del encuentro y tras las fuertes declaraciones del Ministerio de asuntos exteriores, es inevitable poner en dudas la reunión pautada para el 12 de junio entre el presidente Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano Kim Jong Un, la cual fue programada para discutir las medidas a tomar para el desarme de armas nucleares.

Kim Jong Un quiere mantener buenas relaciones con los Estados Unidos

A pesar de las críticas lanzadas, el Ministerio de relaciones exteriores de Corea del Norte, dijo que el presidente continúa con la intención de construir una relación amistosa con el presidente Trump, establecida durante la Cumbre histórica que se llevó a cabo en Singapur el 12 de junio.

Kim Jong Un y Donald Trump se reunieron el 12 de Junio y acordaron mediante una declaración que se comprometian a empezar una nueva era de relaciones.

Además, el gobierno norcoreano aseguró que trabajaría por la "total desnuclearización" si Estados Unidos garantiza su supervivencia.

Pero el documento no aportó apenas detalles y, pasadas ya varias semanas, el escepticismo y las dudas en torno a la viabilidad del acuerdo han ido ganando fuerza.

EE.UU quiere que ocurra una desnuclearización total y verificable

Las diferencias entre ambos líderes han estado expuestas desde antes del primer encuentro, hace dos meses un breve estallido entre los dos países hizo que el presidente Donald Trump suspendiera su reunión con el líder norcoreano para luego arrepentirse y anunciar que sí se iba a presentar en la Cumbre programada en Singapur.

La desconfianza por parte de los Estados Unidos hacia Corea del Norte, ha hecho que los dirigentes estadounidenses insistan en reafirmar el total desarme de Corea del Norte y que además se realice a través de un proceso verificable.

Estados Unidos decidió mantener activas las sanciones contra Corea del Norte hasta que la desnuclearización se complete.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más