La política venezolana sigue envuelta en escándalos, hoy es el turno de Diosdado Cabello, a quien el Gobierno estadounidense le confiscó 800 millones de dólares y al mismo tiempo deportó a su hija Daniela Cabello, cuando trataba de ingresar al país.

Los grandes esfuerzos hechos por los allegados del político venezolano fueron en vano, también se reveló que se incautaron 12 propiedades incluyendo un apartamento de lujo frente al Central Park en Nueva York. Todas estas sanciones forman parte de la serie de trabajos que están realizando las autoridades estadounidenses, a favor de identificar los bienes y propiedades de los altos funcionarios del régimen del presidente venezolano Nicolás Maduro, ya que se han visto muy vinculados con hechos serios de narcotráfico y corrupción en distintos niveles.

Hay que recordar, que Cabello forjó sus propias líneas de comunicación y entrenamiento con la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, y que es denominado como el principal rival de Maduro dentro de las líneas chavistas que construyen el núcleo gubernamental venezolano. Por tal motivo fue introducido en la lista negra del la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Tesoro, para poder de esta manera congelar cualquier activo que este político tenga, dentro de la jurisdicción estadounidense.

La ira de Diosdado

Según más información revelada, Cabello tiene una desesperación vinculada al temor de terminar apartado completamente del régimen de Maduro, ya que a pesar de que La Habana es uno de los principales aliados a éste, no aprueba la participación ni siente simpatía alguna por el ex presidente de la Asamblea Nacional, por ser considerado una persona un poco problemática y con un carácter fuerte, y en cierto modo irreverente.

Para Haza, Cabello tiene “una histeria que se vuelca en odio, resentimiento e impotencia a través de su programa ‘Con el Mazo Dando’ y la radicalización de su discurso” todo esto causa cierto malestar a todos aquellos que siguen al régimen de Maduro y a los que no también, por considerar su discurso muy ofensivo para la sociedad venezolana en general.

Los asesores de Diosdado y sus esfuerzos fallidos

El asesor financiero y mano derecha de Diosdado Cabello, Rafael Sarría, intentó de forma reiterada entablar conversaciones con las autoridades estadounidenses para lograr un acuerdo beneficioso para su representado, pero todos sus intentos fueron fallidos, ya que según Haza esa conversación “ya era insostenible su situación en Europa” y que buscaba algún tipo de acceso con “la administración Trump, para buscar una salida”.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más