Los caimanes americanos son impresionantes, con fuertes mandíbulas que pueden arrancar un gran trozo de carne, sostienen a su presa y se aferran a ella, las patas cuentan con grandes uñas que pueden perforar carne blanda. En la cubierta una gruesa capa de escamas que sirve como armadura para combates agresivos y una larga y fuerte cola. No son tan grandes como los cocodrilos africanos o los caimanes de Australia, pero tienen habilidades singulares. Un trampero quedó noqueado al descubrir que a un caimán totalmente atado puede usar una última arma para defenderse.

El vídeo tiene cerca de 400 mil reproducciones

Un vídeo está siendo tendencia en las redes en donde podemos ver a un trampero y varios policías en la ciudad de Florida atar a un caimán que estaba muy cerca de la población. En el vídeo podemos ver que el animal ya fue atado de hocico, con los ojos vendados y patas a la espalda, quedando totalmente inmóvil, con excepción de la cola que quedaba libre.

El según experto golpea algunas veces al cocodrilo, medios dice que para calmarlo y ver sus movimientos, algunas fuentes dicen que frotar su cuerpo ayuda a relajarlos pero no estamos totalmente seguros.

Una dura sorpresa al subir al animal a la camión

El reptil estaba listo para ser subido al transporte que lo devolvería a un lugar seguro, policías y cazador se disponían a subirlo, en un gran esfuerzo por levantarlo es puesto en la parte trasera de la camioneta y cuando la cola toca la lámina, el animal en su último esfuerzo gira el cuerpo y noquea al hombre con un contundente cabezazo dejándolo inconsciente .

La increíble fuerza del golpe hace que las gafas del cazador salgan disparadas. Uno de los policías es golpeado por la cola del cocodrilo de igual manera. Finalmente el cocodrilo cae como si nada sucediera de nuevo en el asfalto.

Un científico de la Universidad de Londres afirma que los caimanes tienen fuertes músculos en el cuello con fibras de contracción rápida y que un golpe de esa magnitud equivale al golpe del casco de un jugador de fútbol americano.

Lo suficientemente fuerte para dejar K.O. a dos hombres adultos. “Es una situación difícil porque el cocodrilo estaba en un área poblada y necesitaba ser retirado, con suerte a algún lugar más seguro. Alguien podría haber sido herido más gravemente”. Agregó que no se sentiría cómodo juzgando al trampero por el tratamiento del cocodrilo o por el resultado final.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más