Este martes por la mañana un pistolero mató a tres personas, incluidas dos mujeres policías, en Lieja, en el este de Bélgica. También el hombre tomó a una mujer como rehén en una escuela cercana. No está claro si ella estaba herida.

El pistolero fue asesinado a tiros por la policía. El incidente está siendo tratado como un ataque terrorista. Al parecer, el agresor gritó "Allahu akbar", en árabe, "Dios es el más grande", durante el ataque.

Los medios locales dicen que el atacante era Benjamin Herman, un belga de 36 años que fue liberado recientemente de la prisión.

¿Cómo sucedió el ataque?

Tres personas, entre ellas dos mujeres policías, fueron asesinadas por este hombre en el este de Bélgica durante un ataque terrorista.

El perpetrador, que también tomó como rehén durante el incidente, fue asesinado a tiros por la policía.

Las autoridades de Bélgica están tratando el incidente como terrorismo, así lo informó la BBC, citando a las autoridades belgas. La libre, un periódico nacional belga, informó que el pistolero gritó "Allahu akbar", una frase árabe que significa "Dios es el más grande", durante el ataque.

¿Quién era el atacante?

Los medios locales, incluidos y la emisora pública RTBF, nombraron al agresor como Benjamin Herman, un belga de 36 años que fue liberado ayer de una prisión cercana. Era conocido por las fuerzas del orden público por tráfico de drogas, delitos menores e interrupción del orden público, pero no por el extremismo, dijo RTBF.

Se escucharon varios disparos cerca de Rue des Augustins en el centro de Lieja alrededor de las 10:30 a.m.

hora local. Los vídeos del evento mostraron autos de policía detenidos y se escucharon disparos.

El sospechoso, que originalmente estaba armado con un cuchillo, apuñaló a dos mujeres policía por la Rue des Augustins, antes de tomar una de sus armas y matarlas a tiros, según dijeron los fiscales de la ciudad. Luego caminó por la calle y disparó a un hombre de 22 años que estaba en un automóvil cercano.

Tanto los policías como el transeúnte murieron.

El agresor luego fue a una escuela secundaria cercana y tomó como rehenes a una empleada, dijeron los fiscales. La condición del rehén desde entonces no está clara. Otros policías también resultaron heridos en una pelea con el sospechoso.

Bélgica ha estado en alerta máxima desde que una célula nacional del Estado Islámico mató a 32 personas en tres ataques suicidas coordinados en Bruselas en marzo de 2016.

Los mismos militantes también participaron en ataques contra París en noviembre de 2015 que causaron la muerte de 130 personas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más