El día de ayer el diario “El País” saco un reporte titulado “Matar al candidato: la campaña se mancha de sangre en México” ya que es muy sorprendente todos los sucesos que últimamente han estado ocurriendo durante el proceso electoral.

Según registro publicado ya van 46 candidatos han sido asesinados, hay que recordar que este proceso inicio en septiembre del año pasado. Pero, pesar de todo lo ocurrido, la campaña se mantiene como si nada hubiera ocurrido en el país. Simplemente cuando asesinan a un candidato de los muchos que han perdido la vida, nombran al próximo sustituto y continúan con la programación.

Un relato de los muchos casos

En el patio de la facultad de contaduría ubicado en Piedras Negras, se encontraban unos estudiantes conversando el día que el candidato, Fernando Purón fue asesinado. Él estaba buscando un asiento en el Congreso Federal del Distrito Norte del estado de Coahuila, suceso que ocurrió el día 8 de junio, es decir, hace aproximadamente dos semanas.

El día de su muerte él estaba saliendo de un debate con el resto de los candidatos, un hombre se le acercó y dio un disparo en la nuca acabando de esta manera con su vida de forma instantánea; a tres metros de donde se encontraba la delegación de la fiscalía federal y a cincuenta del palacio del gobierno.

Respuesta de la comunidad

Desde hace meses se viene evaluando la situación de violencia electoral. La consultora Etellekt emite un registro actualizando la información y el último fue publicado el día 25 de junio. Se compararon esos números con el proceso realizado en los años 2011-2012, la cual es la fecha del último proceso electoral presidencial en México y hubo un aumento del 4500%.

Debido a la situación los candidatos a la presidencia han evitado hablar sobre cuáles eran sus propuestas para mejorar la seguridad.

El país cerró el año pasado con la cifra más violenta de toda su historia por lo que es importante tratar esta área. Con una tasa de más de 20 homicidios por cada 100.000 habitantes.

Andreas Schedler , sociólogo, expresa que existe una negación ante la violencia que están viviendo, lo que hace que eso sea un impedimento para solucionar la problemática. Muchas personas ya veían venir esto por lo que no es algo que los sorprenda, el candidato Lenin Pérez mencionó que: "Su mensaje público fue siempre un reto.

Festejaba la muerte de los delincuentes" se están acostumbrando a que la violencia sea un acto normal y es algo con lo que hay que terminar.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más