El mundo está lleno de gente maravillosa, pero de vez en cuando encontramos personajes que pasan a la fama por realizar actos de índole perversa. La psicopatía [VIDEO] no es un término reciente, y son muchos los que han dejado atrás una historia cargada de dolor que es imposible de olvidar.

Muchos de sus crímenes se han visto inmortalizados en grandes producciones de Hollywood o en macabras biografías convertidas en best sellers, haciéndose eco en un paseo de la fama que nunca deja de sorprendernos.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Parejas

Pero, ¿cuáles son los peores? ¿Qué impulsa a una persona a cometer un crimen en masa? Y los más importante, ¿se puede detectar con antelación?

Ciertamente, estas son preguntas con muy difícil respuesta, que en la mayoría de los casos terminan en un callejón sin salida.

Algunos casos han impactado al mundo, e incluso se han convertido en un precedente que ha abierto sus puertas a nuevos campos de la investigación criminalística y, por supuesto, en grandes y curiosas historias que han convertido a muchos "monstruos" en eternas leyendas.

¿Quiénes son? ¿Cuáles son los crímenes más recordados en la historia? Repasamos a continuación aquellos individuos que atemorizaron a la sociedad a lo largo del tiempo.

  • Albert Fish: Sin duda, uno de los asesinos más sádicos de su época. Conocido como el vampiro de Brooklin, tuvo una infancia complicada, marcada por la prematura muerte de su padre y una madre con claros problemas mentales. Paso varios años en un orfanato, siendo víctima de múltiples abusos físicos y vejaciones. Aunque cometió numerosos delitos menores siendo un veinteañero, pronto descubriría su fascinación por el canibalismo y curiosidad ante grandes asesinos del pasado. Se dice que abusó sexualmente de una centena de niños y finalmente fue condenado a morir en la silla eléctrica en 1936, acusado de homicidio y canibalismo.

  • Ted Bundy: Su nombre resuena como uno de los mayores asesinos en serie en la historia de los Estados Unidos, condenado a muerte tras ser el autor de más de treinta muertes, pero se sospecha que fueron muchos más. Fue una persona carismática que protagonizó uno de los casos más seguidos en los años setenta, protagonizando una dramática fuga en su primer juicio y eludiendo la pena de muerte durante mucho tiempo tras confesar múltiples crímenes, algunos reales y otros de carácter ficticio. Sus víctimas cumplían un perfil similar, siendo mujeres jóvenes y de pelo oscuro, a las que violaba primero y asesinaba después. Se dice que su primer homicidio lo cometió a la temprana edad de 15 años, siendo el principal sospechoso de la desaparición de su vecina, la pequeña Ann Marie Burr , pero nunca se pudo demostrar. Para aquellos curiosos, pronto se estrenará una nueva película basada en su historia, protagonizada por el actor estadounidense Zac Effron.

  • Jack el destripador: Un clásico y un referente dentro de los grandes asesinos en serie, una leyenda que tuvo en jaque a la policía británica a finales del siglo diecinueve. Leyenda urbana para algunos e incluso protagonista de las teorías más descabelladas (desde que fue una mujer, a un miembro de la realeza británica e incluso que fue Vincent Van Gogh) , se le considera psicópata más aclamado de todos los tiempos, protagonizando infinidad de películas y producciones al rededor del mundo. Acabó con varias mujeres en un barrio de clase baja en Londres, extirpando los órganos y ganándose el apodo que le ha llevado a la fama. Aunque hubo una larga lista de sospechosos, nunca se llegó a condenar a nadie y su identidad ha sido un gran misterio durante años. Un último análisis reciente confirma la identidad de este personaje, según afirma la revista Muy Historia, que asegura que este famoso delincuente ya tiene cara y nombre: Se trataría de Aaron Kosminski, quién ya fue investigado como el principal sospechoso en la época.

  • John Wayne Gacy: Llamado por muchos como el payaso asesino, acabó con la vida de treinta y tres mujeres en Estados Unidos a finales de los años setenta. Lo tétrico de la historia es que se disfrazaba de payaso a la hora de cometer los crímenes, y causó verdadero temor a lo largo del país. Con una infancia bastante difícil y emocionalmente muy inestable, no sólo acabó con la vida de sus víctimas, sino que también cometió numerosos abusos físicos y sexuales, y finalmente fue condenado a muerte.

  • Charles Manson: Aunque no cometió ningún homicidio en sí, fue la mente pensante de los asesinatos satánicos cometidos por La Familia en Los Ángeles, secta a la que manipuló y que estuvo detrás de los asesinatos de varias personas, incluyendo la actriz Sharon Tate, pareja del director de cine Roman Polaski, quién estaba embarazada de ocho meses en aquél momento. Fue condenado en 1971 y se pasó en el corredor de la muerte hasta hace poco, muriendo finalmente en 2017.

  • Andréi Chikatilo: Su apodo lo dice todo: El carnicero de Rostov. Es considerado el mayor asesino en serie en la desaparecida Unión Soviética, sumando más de cincuenta víctimas en total, la mayor parte de ellas mutiladas. Fue una persona calculadora y muy inteligente durante su período activo, pasando desapercibido durante mucho tiempo. Fue condenado a finales de los años noventa, confesando cincuenta y seis crímenes.