Alrededor del mundo existen muchos tipos de culturas [VIDEO] y tradiciones que, en algunos casos, pueden perturbar a todos los que no estén acostumbrados o a los que sean sensibles de alguna u otra forma. Así que si eres muy sensible te recomiendo que no sigas leyendo, pero si por el contrario te interesa saber más acerca de prácticas de otras culturas, este post es para ti.

¿Alguna vez te has preguntado cuál es el dolor más fuerte que pueda sentir una mujer [VIDEO]? Probablemente tu primera respuesta sea “Sí, el parto”, pero ahí es donde diferimos.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Parejas

Diferentes culturas ubicadas en diversos países del mundo, específicamente de continentes como África y Asia, tiene una práctica de “iniciación” un tanto vil, considerando a quienes se le hace.

¿De qué hablamos?

Se llama Ablación de clítoris o, como fue nombrada por la OMS (Organización Mundial de la Salud), Mutilación Genital Femenina (MGF). Esta es una práctica que tiene un único objetivo: eliminar el placer sexual. Sí, lo que busca es que las Mujeres no sientan placer.

¿A quiénes se les practica?

A las mujeres. No importa de qué edad, pero al hacerlo en edad comprendida entre 0 y 4 años es más fácil el controlar a la niña al momento de hacer esto.

Diferentes tipos

Efectivamente, existen varios tipos de mutilación genital. El más básico en estas culturas es la circuncisión, consiste en amputar el clítoris de la mujer parte o en totalidad. Siguiente a este es la amputación de los labios menores junto con la extirpación del clítoris (antes mencionado). También está la infibulación, que es la forma más agresiva, combina los últimos dos mencionados junto con los labios mayores.

Vídeos destacados del día

Posterior a cualquiera de estos hay un cosido en los labios de la vulva, dejando solo las aberturas correspondientes para la orina y para la menstruación.

Consecuencias a corto y largo plazo

La más inmediata es que las niñas, al no soportar esto, puedan morir desangradas al momento. A largo plazo se pueden contraer enfermedades en la vejiga y en la orina, sin mencionar que, por razones obvias, pueden sufrir por esterilidad aquellas niñas que sobrevivan a esto.

¿Y los DDHH?

Esta práctica es catalogada como una violación de los derechos humanos de la niña y de la mujer. En febrero de 2016, las Naciones Unidas se pronunciaron en contra de esto y llegaron a un acuerdo a que esta práctica podrá ser terminada aproximadamente en el año 2030. Sin embargo, en lugares de África y Oriente, estas prácticas se siguen realizando sin que ninguna autoridad competente haga nada.