China ha avivado las tensiones en el Mar del Sur de China al enviar aviones de guerra a islas y arrecifes como parte de un ejercicio de entrenamiento en la disputada región y en una declaración escalofriante dijo que se estaba “preparando para la batalla”.

Los jefes de las Fuerza Aérea confirmaron que se habían llevado a cabo maniobras en lugares no revelados y dijeron que el ejercicio fue una preparación para "el Pacífico Occidental y la batalla por el Mar del Sur de China".

El simulacro de la Fuerza Aérea

La Fuerza Aérea dijo que varios bombarderos, incluido el H-6K con capacidad de ataque nuclear de largo alcance, participaron en simulacros de aterrizaje y despegue en un aeródromo isleño no identificado, después de realizar simulacros de ataque en objetivos en el mar.

Un portavoz dijo: "Una división de la Fuerza Aérea del Ejército de Liberación Popular (PLAAF) recientemente organizó múltiples bombarderos como el H-6K para llevar a cabo entrenamiento de despegue y aterrizaje en islas y arrecifes en el Mar del Sur de China con el fin de mejorar la capacidad para llegar a todo el territorio, realizar ataques en cualquier momento y atacar en todas las direcciones”.

El portavoz dijo que el piloto del bombardero H-6K realizó un entrenamiento de asalto en un objetivo marino designado y luego llevó a cabo despegues y aterrizajes en un aeropuerto en el área.

Las áreas en disputa

Estados Unidos ha enviado buques de guerra a áreas disputadas del Mar del Sur de China en un intento por desafiar los extensos reclamos de soberanía de China en el territorio, que también está sujeto a reclamos de Vietnam, Filipinas, Taiwán, Brunei y Malasia.

Las aguas son rutas de navegación mundiales vitales y contienen lo que se cree que son importantes yacimientos de petróleo y gas natural.

El portavoz del Pentágono, teniente coronel Christopher Logan, dijo: "Estados Unidos sigue comprometido con un Indo-Pacífico libre y abierto. "Hemos visto estos mismos informes y la continua militarización de China de las características en disputa en el Mar del Sur de China solo sirve para aumentar las tensiones y desestabilizar la región".

Wang Mingliang, un experto en defensa, dijo que los ejercicios de despegue y aterrizaje ayudarán a la fuerza aérea a "fortalecer su capacidad de combate para hacer frente a las amenazas a la seguridad marítima".

El movimiento se produce semanas después de que China instaló defensas antibuques en los puestos avanzados en las Islas Spratly que también son reclamadas por Vietnam y Filipinas.

Washington advirtió que Pekín enfrentaría "consecuencias" no especificadas sobre su militarización del Mar del Sur de China, y dijo que había planteado el problema con China.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más