La estación espacial Tiangong-1 de China se estrelló en el Pacífico Sur y la mayor parte de la estación se desintegró en su regreso a la atmósfera debido al elevado calor de la fricción con la atmósfera, informó la Oficina de Vuelos Espaciales Tripulados.

La Oficina de Ingeniería Espacial Tripulada de China dijo: "A través del monitoreo y análisis del Centro de Control Aeroespacial de Beijing y agencias relacionadas, Tiangong-1 volvió a la atmósfera alrededor de las 8.15 a.m., 2 de abril, hora de Beijing (1.15 am GMT). El área de caída de reingreso fue en la región central del Pacífico Sur. La mayoría de los dispositivos fueron eliminados durante el proceso de reingreso".

Tiangong-1

Tiangong-1 se lanzó en el año 2011 con la tarea de llevar a cabo experimentos de acoplamiento y órbita [VIDEO]. Sin embargo, dejó de funcionar en marzo de 2016 y se había predicho que se estrellaría contra el planeta Tierra.

Los expertos recientemente discutieron dónde podría aterrizar la estación, con la propia agencia espacial de China creyendo que sería cerca de Brasil.No obstante, según las informaciones recibidas por los astrónomos y expertos, la plataforma aterrizó a unas 17.000 millas náuticas de la costa de Tahití.

Naturalmente, con la noticia de que una enorme estación espacial se precipitaba a toda velocidad hacia la Tierra, mucha gente comenzó a sentir pánico. Pero la Agencia Espacial Europea dijo que las posibilidades de que alguien sea golpeado por la estación, o por los escombros, eran muy remotas, así que habían informado que no había motivo de ninguna preocupación.

Un portavoz de Aerospace reiteró esto en un comunicado, diciendo: "En la historia de los vuelos espaciales, ninguna persona conocida ha sido dañada por algún desecho espacial. Se ha registrado que una sola persona fue golpeada por un pedazo de desecho espacial y afortunadamente, no resultó herida ".

El impacto

Cuando la estación se estrelló con el agua, no se produjo ningún tipo de daños. La Oficina de Vuelos Espaciales Tripulados (CMSEO, por sus siglas en inglés) ya había informado de que las posibilidades que algún fragmento espacial cayera en un lugar habitado ocasionando daños eran casi nulas.

Los científicos tenían estimado que la estación espacial cayera sobre agua y así fue como pasó, sin reporte de daños, aunque muchos tenían temor de que ocurriera algo inesperado.

Los astrónomos estuvieron muy pendientes del suceso. Lo más importante de esto es que a medida que se avance en las investigaciones espaciales, [VIDEO] los expertos del espacio tendrán que estar más atentos para poder planificar este tipo de eventos,como el sucedido con la estación espacial Tiangong-1 de China.