En medio de la gran severa crisis económica en Venezuela, problemas tanto sociales como psicológicos se acrecientan. Los pacientes con un historial clínico de depresión tienden a empeorar en medio del caos de la terrible situación del país. La escasez de los distintos productos básicos y la súper inflación trae consigo una serie de problemas emocionales a los ciudadanos venezolanos.

Incluso aquellas personas que nunca han sufrido de depresión pueden llegar a padecerla, ante la presencia de un constante estrés debido a la situación de crisis humanitaria y económica en Venezuela.

La depresión en Venezuela

Un estado depresivo se caracteriza por presentar episodios frecuentes de tristeza, aislamiento, estrés, falta de apetito y de sueño.

Actualmente, padecer de depresión y de cualquier otra enfermedad en Venezuela, es más difícil que en otros países, debido a la falta de medicamentos y deterioro en las instalaciones de la salud pública y privada.

En los hospitales públicos y privados de Venezuela no hay insumos para la atención de pacientes, y actualmente se encuentran en creciente deterioro. Las instalaciones de Salud Mental se encuentran en la misma condición.

De igual forma las instituciones educativas presentan problemas a nivel general, de las cuales muchas han cerrado, debido a baja matrícula, altos costos de útiles escolares, así como la escasez y el alto costo de la limitada comida que se consigue en los anaqueles.

La verdad es que, tristemente, muchos niños venezolanos no están recibiendo la educación adecuada, ni la alimentación correcta.

La situación de Venezuela no promete mejorar y el gobierno de Venezuela no pretende irse los próximos años.

Las protestas las calles han disminuido gracias las fuertes represiones impuestas por el gobierno venezolano.

La Organización Mundial para la Salud cálculo, en el año 2017, que 300 millones de personas a nivel mundial padecían del trastorno de depresión, que afecta más a las mujeres que los hombres.

Las depresiones pueden ir de un estado leve a un nivel severo, donde la persona presenta un cuadro depresivo de mayor riesgo, y generalmente el paciente presenta tendencia al suicidio.

La crisis llegó a la Universidades

La crisis económica venezolana afecta significativamente en varios sectores, en especial el económico, el de la educación y el de la salud. Por ejemplo, actualmente la crisis ha llegado a las universidades venezolanas donde son pocos los estudiantes que asisten en las aulas, y donde hoy hay una marcada desolación. El transporte presenta deficiencia y la falta de efectivo para pagarlo hace difícil el traslado.

Esto sin mencionar los elevados gastos en comida que debería consumir cualquier estudiante. En Venezuela se ha hecho difícil estudiar y el desequilibrio emocional está presente.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más