El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas rechazó el sábado una resolución de Rusia que habría condenado "la agresión contra la República Árabe Siria por parte de Estados Unidos y sus aliados en violación del derecho internacional y la Carta de la ONU".

Rusia, China y Bolivia votaron a favor del proyecto de resolución, informaron los medios de comunicación. Ocho países votaron en contra y cuatro se abstuvieron. Para aprobar, una resolución se necesita nueve votos a favor y ningún veto de los Estados Unidos [VIDEO], Francia, China, Rusia o el Reino Unido.

La denuncia de Rusia

Rusia ha denunciado enérgicamente una serie de ataques militares conjuntos que EE.UU., Reino Unido y Francia lanzaron contra Siria el viernes por la noche.

La operación, que fue liderada por los Estados Unidos, se llevó a cabo en respuesta a un devastador ataque químico en Duma, un suburbio controlado por rebeldes en Damasco, que mató a decenas de personas a principios de este mes. Se cree que el ataque fue ordenado por el gobierno sirio, encabezado por el presidente sirio Bashar al-Assad.

La campaña militar del viernes tuvo como objetivo tres centros de investigación que se cree que estuvieron involucrados en la producción de armas químicas.

Rusia tiene varias bases militares y tropas en Siria, y Estados Unidos dijo el viernes que no coordinó ni notificó a Rusia sobre los ataques. El Pentágono dijo que no hubo bajas rusas como resultado de la operación.

Los funcionarios agregaron que los ataques [VIDEO] sacaron el "corazón" del programa de armas químicas de Siria, pero que Assad todavía mantiene capacidades "residuales".

¿Continuarán los ataques químicos en Siria?

El secretario de Defensa James Mattis dijo que no estaba seguro si los ataques recientes disuadan a Assad de usar armas químicas nuevamente.

"No hay nada seguro en este tipo de asuntos", dijo. "Sin embargo, utilizamos un poco más del doble de armas este año que el año pasado. Lo hicimos con objetivos que creíamos habían sido seleccionados para dañar el programa de armas químicas. Lo limitamos a los objetivos del tipo de armas químicas".

El Pentágono confirmó el sábado que se usaron 105 armas, en total, en los ataques coordinados. La operación militar provocó una respuesta rápida y dura de Rusia e Irán, ambos aliados clave de Siria.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Khamenei, criticó los ataques como un "crimen militar".

El Kremlin ha rechazado repetidamente las acusaciones contra Siria y dijo que sus propios expertos no encontraron "rastros de cloro ni ninguna otra sustancia química utilizada contra civiles".