El gobierno británico tomo medidas contra Rusia, expulsará a 23 diplomáticos rusos en represalia por el envenenamiento de Sergei Skripal, informó hoy #Theresa May, primera ministra del Reino Unido. En una declaración al Parlamento, Theresa May acusó a los diplomáticos de ser espías rusos. "Para aquellos que desean hacernos daño, mi mensaje es claro. No son bienvenidos aquí", dijo May.

Además agregó: "Esta será la mayor expulsión por más de treinta años y refleja el hecho de que esta no es la primera vez que el Estado ruso ha actuado contra nuestro país".

Theresa May anunció las medidas contra Rusia

También anunció que el Reino Unido congelará los activos de los rusos que viven en el Reino Unido bajo la sospecha de socavar los intereses del país, diciendo que no hay lugar para su dinero en el Reino Unido.

"Congelaremos los activos del estado ruso donde tengamos evidencia de que pueden ser utilizados para amenazar la vida o la propiedad de nacionales o residentes del Reino Unido", dijo May.

Ella le dijo a los diputados: "Esto no fue solo un acto de intento de asesinato en Salisbury, ni un acto contra el Reino Unido, es una afrenta a la prohibición del uso de armas químicas, y es una afrenta a las reglas basadas en las cuales y nuestros socios internacionales dependen ".

La primera ministra confirmó que ni los miembros de la familia real ni el ministro del gobierno asistirán a la próxima Copa Mundial en Rusia, en la que participará el equipo de fútbol de Inglaterra. También anunció que todos los contactos de alto nivel entre el Reino Unido y los gobiernos rusos cesarán.

Rusia inmediatamente advirtió a #Gran Bretaña.

El embajador ruso [VIDEO]en el Reino Unido, Alexander Yakovenko, dijo que las acciones de Gran Bretaña fueron inaceptables y una provocación muy seria. También sugirió que habrá una respuesta rápida de Rusia a las expulsiones. En una declaración, un portavoz de Rusia dijo que "consideramos esta acción hostil como totalmente inaceptable, injustificada y miope".

Theresa May fue apoyada por la Cámara de los Comunes

La declaración y las acciones de May recibieron amplio apoyo de todos los miembros de la Cámara de los Comunes, con la notable excepción del líder laborista Jeremy Corbyn, quien cuestionó si la primera ministra había recibido pruebas suficientes para culpar directamente a Rusia por el ataque.

El primer ministro se dirigió a los parlamentarios después de su fecha límite (hasta la medianoche del martes) para que Rusia diera una explicación creíble del envenenamiento de Skripal. Ella habia acusado al estado ruso de ser culpable de un "uso ilegal de la fuerza" contra el Reino Unido.

Theresa May dijo a los parlamentarios: Su respuesta ha demostrado un completo desdén por estos eventos. No han proporcionado ninguna explicación creíble. No hay ninguna explicación sobre cómo este agente llegó a ser utilizado en el Reino Unido, no hay ninguna explicación de por qué Rusia [VIDEO] tiene un programa de armas químicas no declarado en contravención de la ley internacional.