El primer mandatario de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, anunció este jueves 1 de marzo, un incremento del salario mínimo de 58% y 67% del bono de alimentación que reciben todos los trabajadores del sector público y privado.

La medida de ajuste salarial llega en un momento de tensión propiciado por la grave crisis social, política y económica que vive el país y en medio de las más duras críticas por parte de reconocidos expertos venezolanos en materia económica hacia el modelo socialista [VIDEO] que desde la llegada a la presidencia del desaparecido Hugo Chávez, se ha venido implementando en el país caribeño.

En menos de 90 días

El último aumento del salario mínimo fue decretado apenas el pasado 31 diciembre, hace menos de 90 días, quedando a partir de esa fecha en 248.510 Bs. más el bono de alimentación de 549.000 bolívares, para un total de 797.510 Bs., lo que representaba para el momento un aproximado de 6.5 dolares americanos al mes.

Opiniones de expertos

Ante aquella medida, Luis Vicente León, conocido economista venezolano y director de la consultora Datanálisis, se refirió al aumento del salario mínimo anunciado, señalando que aunque no resolvía la crisis económica de los venezolanos, era indispensable y por tanto, absurdo oponerse a este. No obstante, metafóricamente, recalcó desde su cuenta Twitter, que “este aumento es una especie de analgésico” para el aliviar dolor pero que no acabará con la raíz del problema, ya que "es necesario liberar y racionalizar la economía y promover la producción privada."

Por su parte, el diputado opositor, José Guerra, economista y presidente de la Comisión de Finanzas y Desarrollo Económico de la Asamblea Nacional, en el mes de septiembre del año 2017, acertadamente pronosticó que un incremento en el salario mínimo conllevaría a una mayor escasez de billetes en el país [VIDEO], situación que se ha venido agudizando durante el primer trimestre del 2018.

En esta oportunidad, el aumento recientemente decretado, incluyendo salario y bono de alimentación, deja el sueldo mínimo de los venezolanos en 1.307.646 Bs., lo que hoy día es el equivalente a 6.5 dólares, ratificándose como el salario mínimo más bajo de la región.

Al parecer las políticas económicas del gobierno venezolano no han surtido los efectos esperados, o al menos no han generado los beneficios para el pueblo de uno de los países con mayor riqueza natural de todo el mundo.