Ya contamos hace tiempo en este diario el escaso apoyo de la sociedad rusa, incluida la mayoría de sus mujeres, a la denuncia del #acoso sexual y el #Machismo arraigado en el país. Pues el primer caso público de acoso sexual que ha revuelto el inmenso país euroasiático, es el ya aludido de Leonid Sloutski, miembro de la Comisión de Exteriores, que ha motivado que medios de comunicación como las televisiones TV Dojd y RTVi, Radio Echo, el portal online RBK y los diarios Kommersant, Vedomosti y Novaia Gazeta hayan decidido boicotear la Duma (Parlamento ruso) por que éste defiende a Sloutski y se niega a investigar su acoso sexual.

Todos estos medios no hablarán nunca más con los miembros de la Duma que se nieguen a condenar a Sloutski. El portal Republic.ru ha sugerido llamar a la Duma “Organismo de Estado que justifica el acoso sexual”. La propia Duma, en represalia, ha decidido no renovar la licencia a todos estos medios.

Para rematarlo, la Comisión de Ética, reunida durante una hora, decidió que no encuentran nada punible en el comportamiento del personaje con las mujeres.

La acosó durante la visita de Marine Le Pen

Todo empezó en marzo de 2014, cuando la periodista Farida Roustamova intentó entrevistarlo con motivo de la visita de Marine Le Pen a Moscú durante la campaña electoral francesa. Farida lo grabó en audio y presentó una transcripción, donde Sloutski intentó meterle mano en la entrepierna.

Lo triste es que la Comisión de Ética, ahora boicoteada por las periodistas, escuchó las pruebas acusatorias sin ninguna compasión hacía las víctimas, llegando a acusarlas de “intentar desestabilizar #Rusia y a su Presidente”, ya que hace pocos días había la campaña electoral para reelegir a Vladimir Putin. Y para rematarlo, un miembro de la Comisión dijo que “todos los periodistas que han puesto en circulación este asunto son occidentales”, como si un buen ruso jamás se quejara de asuntos así.

Nula comprensión hacía ellas por la Duma

Los medios de comunicación independientes del Kremlin montaron en cólera y denunciaron que en esa Comisión se vea normal el acoso sexual, presentando a la sede de la Duma como un lugar peligroso para cualquier mujer. Y más viendo que otro miembro de la Comisión, con una total falta de delicadeza, dio un “consejo” a las periodistas: “¿Es peligroso para ustedes trabajar en la Duma? ¡Pues cambien de trabajo!”

En el otro artículo que hablaba de este lamentable tema, ya informamos de que el día 8 marzo, Día de la Mujer, y con la huelga feminista convocada mundialmente, se siguió escasamente en Rusia, [VIDEO] pese a los esfuerzos de las feministas rusas y sabiendo que las mujeres son 12 millones más que los hombres, a lo largo del país.