La #masacre del 14 de febrero del 2018 en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas de la ciudad de Parkland, en el sureste de Florida, ha dejado como saldo al menos 17 muertos. El presunto autor de este acto es un joven de 19 años llamado Nikolas Cruz.

El joven llegó con un rifle AR - 15 e iba preparado con numerosos cargadores. El AR-15 tiene una capacidad para disparar muchas balas a gran velocidad, con rondas de 10, 30 o incluso hasta 100 proyectiles sin tener que recargar el arma. Las balas pueden alcanzar una distancia de 400 a 600 metros, este tipo de arma ya es conocido porque se ha utilizado en masacres anteriores.

Las ventas del AR-15 aumentaron cuando circuló el rumor de que el gobierno prohibiría su comercialización.

Quién es Nikolas Cruz

Según relatan algunos alumnos y un profesor que conocían [VIDEO]a Nikolas, revelan que el joven era problemático, fue expulsado varias veces de la escuela cuando era estudiante del centro educativo, además le encontraron balas en la mochila y aseguran que siempre portaba armas, era solitario y no tenía muchos amigos. En sus redes sociales se podía observar el agrado que tenía hacia las armas según fotos publicadas por el joven.

Su madre adoptiva adoptiva murió recientemente, y su padre adoptivo años atrás, por lo que estaba viviendo con la familia de un amigo. Por el momento el joven se encuentra bajo prisión.

Permisos para portación de armas

El permiso a la posesión de armas surgió en Inglaterra en la Edad Media y luego se exportó a otras naciones incluido Estados Unidos donde es permitido actualmente.

Los requisitos varían según el estado, pero no es un trámite muy complicado el poder contar con un armaa que además son muy baratas.

La idea original de portar armas [VIDEO], era como defensa personal y la caza (que se realiza mucho en este país), pero hoy día está muy alejado de esta realidad. La portación de armas debería de tratarse como un proceso que requiera más requisitos, y no solo en EEUU., si no en los demás países, se deberían realizar pruebas más exhaustivas para el manejo de estos implementos, hacer estudios psicológicos cada cierto tiempo y no portarlas en lugares públicos como escuelas centros comerciales entre otros. Esto solo por mencionar unas simples precauciones, además las medidas de seguridad deberían de aumentar en todos los centros educativos, porque estas masacres no deberían de suceder más.

Como ciudadanos todos queremos sentirnos seguros, pero al existir tantas armas "en la calle", resulta casi imposible el poder estar tranquilos. #MasacreSanValentin #NikolasCruz