5

En un valor estimado, el Perú perdió un total de 143 425 hectáreas de bosques [VIDEO] en todo el 2017, que equivale a más del área total de la ciudad de Nueva York (más de 121 000 hectáreas), según el informe número 78 que acaba de publicar el Proyecto de Monitoreo de la Amazonía Andina (MAAP por su sigla en inglés).

El informe de MAAP se basa en el análisis de alertas tempranas de deforestación del Programa Nacional de Conservación de bosques para la Mitigación del Cambio Climático del Ministerio del Ambiente del Perú (PNCB/MINAM).

La deforestación extensiva se concentra en dos zonas o hotspots: la Amazonía centro, entre las regiones de Ucayali y Huánuco, y en la Amazonía sur, en la región de Madre de Dios. Sin embargo, hay otras zonas nuevas de deforestación como el noreste de la región San Martín y en el distrito de Nieva, en la región de Amazonas, en el noroeste peruano.

Blasting News España conversó con Daniela Pogliani, directora ejecutiva de la Asociación para la Conservación de la Cuenca Amazónica (ACCA), institución que también participó en el reporte de MAAP 78, para conocer cuáles son los detalles de las actividades que contribuyen a la deforestación en el Perú.

“La minería de oro es el driver de deforestación más importante, pero la agricultura extensiva está tomando importancia cada vez más. Eso en líneas generales, pero cada región deforestada tiene sus características particulares”, comentó Pogliani.

Zonas de deforestación principales

La ganadería y las plantaciones de palma aceitera son las actividades productivas que han deforestados hasta 23 240 hectáreas de bosques en la Amazonía centro, entre las regiones de Ucayali y Huánuco.

Al noreste de la región San Martín también ha llegado la deforestación, la cual equivale a 740 hectáreas. La pérdida de bosques fue causada por la aparición de un gran proyecto de agricultura, que según el Programa Nacional de Conservación de Bosques del Ministerio del Ambiente, sería de palma aceitera.

A lo largo de la carretera Bagua – Saramiriza, en el distrito de Nieva, en la región de Amazonas se han perdido bosques hasta en 1 135 hectáreas. La causa aparente, según el reporte de MAAP, sería la actividad agropecuaria, es decir, la agricultura y la ganadería.

Madre de Dios y su deforestación que no tiene fin

La región de Madre de Dios, conocida a escala internacional por la minería ilegal de oro que ha degradado su ecosistema, continúa sufriendo la deforestación. De acuerdo al reporte de MAAP, ha perdido hasta en 11 115 hectáreas de bosques en su zona sur, en los alrededores de la carretera interoceánica.

Las principales actividades causantes de la deforestación son la minería de oro, al sur de la carretera interoceánica, y la actividad agrícola, que se concentra al norte de la misma carretera.

Cerca de la frontera con Brasil, en la localidad de Iberia, se registró 3 220 hectáreas de bosques deforestados durante el 2017. El aumento de cultivos como maíz, papaya, y cacao, según fuentes locales, sería la causa.

Una amenaza latente

Daniela Pogliani de ACCA también contó a Blasting News España que existen amenazas que podrían aumentar la pérdida de bosques del Perú. Entre ellas están la Ley 30723 que prioriza la construcción de la carretera Puerto Esperanza-Iñapari, entre las regiones de Ucayali y Madre de Dios.

Calculamos que se deforestarían hasta más 274 000 hectáreas de bosques primarios en caso se construya la carretera en cuestión. La cifra nació a partir de una proyección de realizamos de los bosques que también se perdieron por la carretera interoceánica”, precisó Pogliani a Blasting News España.

No todo son malas noticias

Las cifras de deforestación en los bosques amazónicos del Perú durante el 2017 son bastante altas, pero son menores si las comparamos a cifras de deforestación de años pasados. Si bien en el 2017 se deforestaron hasta 143 425 hectáreas de bosques, en el 2016 fueron 164 662 hectáreas. Incluso, un promedio de la deforestación de los últimos cinco años, del 2012 al 2016, indica que se perdieron 159,688 hectáreas.