4

La Amazonía peruana vuelve teñirse de petróleo. El domingo 18 de febrero del presente año, a las 7:30 de la mañana, una fuga de petróleo se derramó sobre el territorio indígena de la comunidad Nuevo Nazareth, anexo de la comunidad Nuevo Jerusalén, en la región de Loreto.

La zona impactada por el crudo pertenece al pueblo indígena ashuar. Un aproximado de 130 habitantes fueron afectados por el petróleo derramado, cuya dimensión asciende a 1000 barriles, según información de fuentes locales. Las fotografías y el video en el presente artículo retratan la gran dimensión de la #Contaminación.

“La fuga de petróleo se originó a la altura del Km.

34 en la carretera Andoas – Huayuri. Nosotros estábamos en el trayecto de la comunidad de Andoas hacia Nueva Jerusalén y vimos toda la contaminación. El derrame se ha dado por la corrosión de la tubería que trasporta el crudo. Los oleoductos se encuentran por 2 metros debajo de la superficie y están cerca de las comunidades afectadas”, declaró para Blasting News España, Carlos Sandi, presidente de la Federación de Comunidades Nativas de la Cuenca del Corrientes (Feconacor), quien registró el derrame mediante fotos y video.

De acuerdo a un comunicado oficial del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), el derrame se dio en el “oleoducto Shiviyacu Capahuari Sur del Lote 192, ubicado en el distrito de Andoas, provincia de Dátem del Marañón, departamento de Loreto”.

La entidad ambiental del Perú también detalla en su comunicado que ya iniciaron las investigaciones para determinar la responsabilidad de la petrolera Pacific Stratus Energy (ahora Frontera Energy) en el derrame.

Además, verificarán si la empresa cumplió con ejecutar el Plan de Contingencia con las labores de contención y limpieza de los hidrocarburos.

La fuente de agua fue contaminada

Carlos Sandi señaló que el oleoducto en cuestión transporta el crudo entre las estaciones de extracción de petróleo en el lote 192. Dicha concesión petrolera ha sido escenario en los últimos años de conflictos socioambientales entre las comunidades indígenas y las empresas petroleras por la contaminación de sus territorios, así como por la exigencia de la titulación de sus tierras ancestrales.

El petróleo derramado cerca a la comunidad de Nuevo Nazareth alcanzó el río Macusari, apuntó en un comunicado el Observatorio Petrolero de la Amazonía Norte. El río es la principal fuente de agua para el riego de los cultivos, el consumo humano, entre otras necesidades de la población ashuar.

“Las familias necesitan con urgencia agua, víveres y que declaren en emergencia la zona. La empresa responsable ya inició un plan de contingencia, pero no es suficiente”, advirtió Carlos Sandi de Feconacor. #Petroleo #Perú