El fin de semana del 17 y 18 de diciembre tuvo lugar en el histórico #Cine berlinense "Kino Moviemento" la segunda edición del #Festival de cine experimental de Berlín, en el que participaron 52 películas procedentes de 39 países distintos y más de 20 cineastas independientes y organizaciones, que viajaron desde sus lugares de residencia para presentar y compartir sus proyecciones con un público muy variado.

La presentación de las películas estuvo dividida en tres bloques por día, dotando de una intensidad al festival que sólo pudo ser superada por el fuerte contenido reflexivo de las películas. Y es que tanto cineastas independientes como organizaciones apostaron por cortos de una clara orientación personal, alejada de los parámetros de producción de la gran industria cinematográfica, sin renunciar por ello a la calidad.

La organización del festival corrió a cargo de Jonatan Petre Brixel, filósofo y cineasta suizo, y Andrija Jovanovic, cineasta serbio con formación literaria y en pintura.

Un festival con alto contenido filosófico

La en apariencia pintoresca variedad de películas proyectadas, tanto en un plano estético, técnico como temático, se reunió en el festival no sólo por tener en común el cine como lugar de exhibición o como práctica profesional, sino por una premisa que va más allá, abarcándolos a todos: la mirada atravesada por la imagen, una visión inevitablemente cinematográfica de la condición humana.

"No hay secciones para los tópicos contemporáneos, nosotros trabajamos entorno al cine como un medio de expresión y de investigación. No acogemos películas Avant-garde, Independientes, Oscuras o Experimentales por el hecho de que sean "diferentes".

Acogemos películas con una fuerte voz personal."

Y en efecto, las películas cumplieron con las expectativas. Independientemente del estilo o del contenido, de la técnica o la duración, su heterogeneidad consiguió hacer del festival un laboratorio filosófico sobre las problemáticas contemporáneas: cada una de ellas aportó una visión única de la realidad que habitamos.

Menciones especiales

La Bogotá Experimental Film Festival, que acudió como representante del panorama hispanohablante, rompió con la mirada más intimista de las propuestas centroeuropeas al proponer una serie de cortos donde la corporalidad fue protagonista, incluso en la realidad virtual. El Festival de cine experimental de Bogotá tendrá lugar en Abril de este año.

Los originales de Berlín siguieron con la línea que define la capital europea, manifestando las grandes contradicciones morales de una juventud heredera de la Alemania asediada, liberada por la caída del muro material pero presa de otro tipo de cadenas. Una original visión de la sexualidad en Furniture por Project, de Antoine Hedaly, iría en la misma línea de contraste entre forma y contenido que podemos encontrar en el nuevo largomentraje de Eduardo Casanova, "Pieles".

La Experimental Film Society de Irlanda también sorprendió con dos propuestas muy interesantes: la de la cineasta irani Atoosa Pour Hosseini, que mezcla arte plástico tradicional sobre celuloide e improvisación electroacústica; y el cine performativo de la española Esperanza Collado, cuya película cobró vida para hacer partícipe activo de la reflexión en torno al objeto del cine (o al objeto del arte en general) al público.

Los cortos de animación jugaron con todas las técnicas posibles, creando realidades familiares pero de difícil expresión por otros medios, desde la animación en 2D más sugerente en una Venus - Filly the lesbian little fairy de Sávio Leite, hasta Nocturne de Anne Breymann entre otros. Este año también podremos disfrutar de la animación en el Camina Animac en Lleida desde el 22 de Febrero [VIDEO].

La ecléctica simbiosis de géneros, técnicas, estilos, historias y lenguas dotó al festival de un carácter único, poniendo de manifiesto el nexo a todas ellas: problemas subyacentes, comunes a todo ser humano en la actualidad que, aunque la particularidad de cada experiencia, las fronteras geográficas o los medios de comunicación masivos sitúen como ajenos o lejanos, se tornan universales cuando cada mirada enfoca la realidad con una sinceridad a veces difícil de aceptar y mostrar.

Para los curiosos que se hayan quedad con ganas de ver lo descrito o cineastas amateur interesados en participar, hoy podemos disfrutar de algunas de las películas de esta edición en la página web del festival. Mientras, esperamos con impaciencia la próxima edición.