La cocina gitana se caracteriza por ser una mezcla de sabores provenientes de las culturas con las que han convivido los Gitanos a través de los años, es por ello que desconocemos muchos de sus platos. Así pues, el pueblo calé asegura que las recetas que normalmente pensamos que pertenecen a la cocina castellana, son en realidad de origen gitano. Entre ellas encontramos el potaje de Nochebuena, los andrajos, las migas y el arroz con hinojos.

El proceso de integración de cultural que ha vivido este pueblo proveniente de la India, ha generado que sus costumbres culinarias queden cuidadosamente ocultas como si fueran un tesoro.

Una misteriosa tradición

En tiempos donde reina el “Fast food” son contados los jóvenes gitanos que se interesan en preservar sus tradiciones gastronómicas y documentarlas para evitar que desaparezcan a causa de la globalización.

Sin embargo, la transmisión oral, la práctica de generación en generación y la humildad han permanecido a través del tiempo. Muchos denominan a esta cultura gastronómica como “el desconocido alimento del espíritu”, ya que está llena de simbolismos. Pues, la comida gitana es el reflejo de la multiculturalidad, con influencias principalmente asiáticas e europeas.

A pesar de que en Eslovenia se puede encontrar el Romani Kafenava, una cadena de restaurantes de comida gitana (donde se sirven platos como estofados y carne a la parrilla), este tipo de gastronomía, sigue siendo desconocida y al igual que su cultura está repleta de prejuicios injustos, entre los cuales destacan que preparan una “comida de pobres”.

Platos e ingredientes representativos

Este pueblo suele alimentarse de muchos vegetales, a diferencia de nosotros, que preferimos las carnes y pescados. Sin embargo la base principal de su gastronomía la componen dos ingredientes: los garbanzos y el azafrán.

En Andalucía, existe un plato típico de origen gitano, se trata de la Berza Gitana, una de las muchas preparaciones humildes que ha trascendido a grandes restaurantes y que suelen servir con tapa en algunos bares, entre los ingredientes principales se encuentran la tagarnina (que en tiempos antiguos solo era consumida por lo gitanos), las alubias, una costilla de cerdo, morcilla, chorizo, col verde, apio, comino y otros condimentos.

Otro plato, es el tradicional potaje de Noche Buena que está compuesto por habichuelas, garbanzos y bacalao desalado remojado. Asimismo, podemos mencionar la Olla Gitana (Garbanzos, calabazas y judías verdes). En cuanto a las bebidas típicas se encuentran el café, que es un símbolo de familiaridad, pues, ellos suelen tomarlo cuando se encuentran reunidos en familia y tienen algún asunto importante que discutir.

La tradición reza que la hora de su comida es un momento sagrado en el cual se reúne la familia y en la que también se come directamente con las manos. La gastronomía gitana es multicultural, aspecto que le ha generado tanto ventajas como desventajas. Entre las cosas positivas podemos destacar la variedad de platos con los que cuentan, pero también está repleta de prejuicios injustos como “comida de pobres”.

La olla gitana, la berza gitana y el potaje de Nochebuena, son algunos de los platos que tienen su origen en este pueblo de la India. Su comida es símbolo de familiaridad, amistad y humildad. Muchos de los platos son un misterio, ya que no existe un fondo documental que recupere sus recetas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!