Cuando comí por primera vez esta sopa, me quedé realmente sorprendida. Al principio la presencia era enigmática por lo que dudé al probarla. No obstante, es lo mejor que podía haber echo porque es una sopa realmente sabrosa y su preparación es fácil.

Una combinación realmente buena es la de coger el udon salteado acompañado de una Sopa de Miso. Normalmente, la sopa de miso viene muy caliente, con el agua casi hirviendo (lo entenderéis cuando hayáis leído toda la receta), no obstante, el udon viene en el punto justo para comer. De esa manera, podréis comenzar por el udon y acabar con la sopa de miso que tiene un sabor complementario.

Suele ser un plato muy común en los restaurantes japoneses ya que es una de las sopas que más fama tiene además de ser muy tradicional.

Lo único aparatoso es conseguir los alimentos ya que seguramente necesitemos ir a una tienda de productos asiáticos o si no, por Internet también los venden. Creo recordar que el Corte Inglés ahora tiene una sección asiática que vale la pena mirar por si acaso.

Así que, la receta es fácil de realizar, se tarda poco tiempo (unos cinco minutos) y esta en concreto es para dos personas.

Ingredientes para hacer la sopa de miso

  • Medio paquete de tofu
  • 20 gramos de algas wakame rehidratada.
  • 2 cuencos de caldo dashi
  • 2 cucharadas de miso blanco (los hay de otras tonalidades)

Procedimiento para hacer la sopa de miso

Lo primero que debemos hacer es preparar el caldo dashi. Lo mejor es hacer la receta tradicional pero en el caso de no saber hacerla, podemos usar el polvo instantáneo que es más fácil.

Lo siguiente que vamos a hacer es hidratarla de nuevo (ya que vienen secas). Para ello lo que debemos hacer es dejarla en remojo durante unos minutos antes de comenzar con la receta. Por otra parte, debemos cortar el por la mitad con cuidado porque es delicado y se puede romper. Una vez esté partido por la mitad, debemos partirlos en pequeños cubos de un centímetro aproximadamente para que se puedan comer con facilidad y sea proporcional a la sopa.

Luego debemos poner en a fuego medio el caldo dashi y cuando vaya a hervir, lo apartamos del fuego. Cogemos un poco de caldo dashi, lo echamos en la pota donde esté el agua caliente y luego, en un colador echamos el miso y metemos rozando el agua.

La idea de esto es coger una espátula de madera y poco a poco remover el colador con el miso para que vaya pasando al agua.

Hay que remover constantemente el agua. Una vez todo el miso se haya disuelto, lo dejáis reposar un minuto y lo servís.

Sigue la página Recetas
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!