Amazon ha sido acusado ante las autoridades estadounidenses por prácticas monopolistas al reunirse con editores para acordar la inflación en los precios de los Libros electrónicos, esto en el caso de que los compradores no adquieran el ebook mediante el portal de Kindle o Amazon. De esta manera, busca eliminar cualquier tipo de competencia mediante una alianza directa con las editoriales.

A través de una demanda colectiva, se acusa a la empresa de Jeff Bezos de un comportamiento anticompetitivo en el negocio de la venta de libros electrónicos o ebooks.

De acuerdo con los datos recabados por los abogados de la firma Hagens Berman, la que llevará el caso, el 50% de los libros físicos son vendidos por Amazon, mientras que 90% de los libros electrónicos se venden directamente de su página de internet o Kindle.

Los 5 grandes editoriales estadounidenses: competencia desigual con el gigante en turno

Hagens Berman es una firma legal que ya conoce a fondo los intentos de monopolización que las cinco grandes editoriales de Estados Unidos (Penguin Random House, Hachette Livre, HarperCollins, Macmillan y Simon & Schuster) suelen practicar en el negocio de los libros electrónicos, pues en 2011 llevaron una demanda similar; solo que aquella vez fue contra Apple y dichas editoriales.

En dicha demanda se le acusó a Apple y a las 5 grandes editoriales estadounidenses de fijar los precios en los libros electrónicos para que los compradores pagaran de más en las plataformas que no fuesen parte de la empresa de Steve Jobs. Al final, Apple y las editoriales perdieron el juicio, tanto en Estados Unidos como en Europa.

Fue así como Apple perdió en su intento por hacerle frente a un creciente Amazon y tuvo que pagar una multa de $450 millones de dólares como reembolso a sus consumidores. Hasta la fecha no ha terminado de pagar la cantidad acordada pero según las fuentes ya ha saldado la mayor parte ($400 millones de dólares).

Lo que se sabe de la actual investigación a Amazon

Los especialistas de Hagens Berman han señalado que no solo existe un incremento en los precios, sino también en los costos de distribución, ya que los servicios dan prioridad a las editoriales antes mencionadas. Según las cifras, el incremento de precios es de:

  • 30.4% por parte de Penguin Random House
  • 29.3% por HarperCollins Publishers
  • 8.3% por Hachette Book Group
  • 10.7% de Macmillan
  • 15.8% por Simon & Schuster

En consecuencia, las editoriales enlistadas han abarcado el 80% del total de libros electrónicos vendidos en Estados Unidos. Los abogados afirman que este tipo de prácticas comerciales violan las secciones 1 y 2 de la Ley Sherman Antitrust, afectando a editoriales independientes y a los mismos compradores.

Amazon también se ha encargado de cobrar precios bastante altos en las comisiones y la publicidad.

De acuerdo con las leyes estadounidenses sobre el derecho de la competencia, la alianza entre Amazon y las 5 grandes editoriales es un catalizador para la construcción de monopolios, pues existe una concentración corporativa en los canales de venta y distribución digital de libros electrónicos.

Sigue la página Libros
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!