En este principio de año se han agilizado las negociaciones para llevar a buen puerto la reforma de las pensiones. Dentro de este contexto, se ha anunciado que el gobierno de Pedro Sánchez tiene la intención de que las pensiones se recorten en hasta un 6%. Esta depreciación para los jubilados españoles sería como consecuencia del cambio en el período de cálculo por el que se obtiene esta prestación de carácter contributiva. Pasaría de los 25 años actuales a los 35 en que podría quedar este parámetro para calcular las pensiones.

Es decir, con un incremento de diez años y que conllevaría a una rebaja en los futuros pensionistas españoles.

Para que de esta forma, se pueda reducir la factura que tiene todos los años este pago para los jubilados y que ha centrado el debate entre partidos políticos y agentes sociales en los últimos meses y que parece que este año pueden llegar a un acuerdo definitivo.

El Gobierno argumenta que es una condición de la Unión Europea

En esta información se pone de manifiesto que desde el Gobierno se incide en que sería una de las condiciones impuestas por parte de la Unión Europea para recibir las ayudas. Hasta el punto de que argumentan que “desde los órganos comunitarios se sigue con mucha atención lo que se va a hacer con estas prestaciones”. Aunque cuenta con la oposición de uno de los socios de gobierno, Unidas Podemos, que ha manifestado su oposición a dicha medida al considerarla como “antisocial”.

Ahorrar un 6% en el gasto de las pensiones

Por su parte, los miembros más afines con la tesis del PSOE esgrimen que de llevarse a cabo esta reforma en las pensiones se podría ahorrar un 6% en las pensiones a partir del momento de su aplicación, tal y como ha manifestado recientemente José Luis Escrivá, ministro de Seguridad Social de este ejecutivo.

Más allá de las nuevas fórmulas que se están buscando para conseguir la revalorización de las pensiones, independientemente de su vinculación con el IPC para que se pueda elevar todos los años el poder adquisitivo de los jubilados de nuestro país.

Los jubilados podrán escoger los peores años

En cualquier caso, el cambio en el período de cálculo por el que se obtiene esta prestación, que pasaría a 35 años, supondría que entren más años para calcular la pensión de los nuevos jubilados.

Aunque se tiene previsto que no entren los peores ejercicios en los trabajadores, sino que por el contrario, estos podrían ser seleccionados por los interesados una vez que el actual sistema de cálculo está vigente desde el pasado año 2011 en que fue aprobado. Esto es de los 15 a los 25 años y que ahora tendría la misma intensidad en lo que respecta a los años calculados.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!