En el año 2020 España tendrá el peor desempeño de las grandes economías desarrolladas, según el informe de proyecciones presentado este mes por el Fondo Monetario Internacional, el cual estima el valor de la contracción del Producto Interno Bruto (PIB) en 12.8%, manteniéndose las previsiones del mes de junio.

El cumplimiento de las estimaciones de la institución financiera va a depender en gran medida del desarrollo que tenga la crisis sanitaria, puesto que el resurgimiento de brotes del virus en el país provocará nuevas restricciones en cuanto a la movilización, impactando de manera negativa en la actividad económica, principalmente en cuanto a los viajes, al turismo y al consumo en general.

El informe del FMI presenta mejores estimaciones para otros países

Las previsiones del Fondo Monetario Internacional en este informe son más optimistas que las de hace cuatro meses, cuando se predijo una contracción de 4,9% en la economía global, 8% para los Estados Unidos y 10,2% para los países de la eurozona. Sin embargo, este optimismo en las nuevas proyecciones no alcanzó a España manteniéndose la misma estimación, con una leve mejora en la del año 2021 pasando de un crecimiento del 6,3% a 7,2%.

En otros países de grandes economías desarrolladas es significativo el incremento positivo mostrado respecto a las estimaciones de contracción realizadas en el cierre del primer semestre, como muestra de ello, Estados Unidos retrocede de 8% a 4,8 %, en Alemania pasa del 7,8 % al 6%, en Francia la caída va del 12,3% al 9,8% y en Italia se reduce del 12,8% al 10,6%.

El mercado laboral también se verá afectado

Las consecuencias que la contracción del PIB traerá al mercado de trabajo serán impactantes, el organismo financiero internacional pronostica en su estudio un porcentaje de desempleo en la población laboralmente activa de España del 16,8% y en el 2021 se espera obtener ese mismo nivel, por lo que la tasa estimada de desempleo española será una de las más altas en las economías desarrolladas, quedando solo por detrás de lo previsto para Grecia (19,9%).

El Gobierno espera cifras de desempleo muy cercanas a las del FMI –17,1% para este año y 16,9% para el próximo– aunque mantiene diferencias en cuanto a los números en el desempeño económico con una previsión de caída del PIB de 9,2 % en el mes de abril y 11,2% recientemente.

La pandemia: un retroceso en la lucha contra la pobreza

Para el FMI, los progresos que se venían logrando desde los años 90 en términos de la reducción de la pobreza y en la disminución de la desigualdad se verán revertidos en su mayoría por los efectos de la pandemia, por lo que es importante realizar cambios estructurales con urgencia en las economías de los países.

El riesgo de aparición de nuevos brotes del virus, el retraso en el desarrollo de la vacuna y la probabilidad de que desaparezcan las medidas fiscales asumidas por los países eleva los niveles de incertidumbre en cuanto a las proyecciones de crecimiento que tiene el Fondo Monetario Internacional.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!