Para Blasting Talks - entrevistas exclusivas de Blasting News con líderes empresariales y culturales.

Entrevistamos a Joan Manel Martín, director gerente de la Fundación i2CAT, centro referente en la investigación y la innovación digital, así como en la aplicación de nuevas tecnologías en la ciudadanía.

Blasting News: ¿Cuáles son las metas principales que persigue la Fundación i2CAT?

Joan Manel Martín: La Fundación i2CAT es un centro de investigación y de desarrollo tecnológico que tiene como misión ayudar a liderar la transformación digital de la nueva sociedad del futuro, a partir de la investigación y la innovación en el ámbito de las tecnologías digitales avanzadas.

Todo para conseguir que la sociedad pueda ser más creativa, colaborativa, empoderada e innovadora.

Debido a la pandemia de COVID-19, ¿el centro de investigación se ha tenido que enfrentar a nuevas realidades en el modelo de trabajo?

Por suerte, somos un sector que nos podemos considerar privilegiados en el sentido de que la pandemia de Coronavirus nos ha permitido continuar desarrollando nuestra actividad con normalidad. El primer impacto fue trabajar de forma distribuida al teletrabajar desde casa. Esto pudimos ponerlo en marcha al ser una modalidad que ya ejercíamos en la Fundación i2CAT, pero cuando se inició la pandemia pasamos a implantarlo al 100%. La situación de pandemia nos ha permitido aprender nuevas maneras de relacionarnos a nivel de equipo, ya que ha ayudado a mantener esa sensación de pertenencia a la organización.

Por ejemplo, durante una hora la semana, tratábamos temas de actualidad con toda la plantilla en una videoconferencia, donde los distintos equipos de la organización compartíamos la situación, avances, oportunidades o inquietudes y esto el quipo lo ha percibido de forma muy satisfactoria.

¿La capacidad de reacción y la colaboración con otros centros de investigación ha sido fundamental para afrontar las necesidades derivadas del COVID-19?

Desde el primer momento. El centro se puso a disposición de algunas iniciativas que se estaban organizando, algunas impulsadas desde el ámbito de la Administración y otras por la ciudadanía, a través de nuestros conocimientos digitales. Hemos colaborado en iniciativas que definían herramientas para que se supiera cómo utilizarlas o qué elementos de ciberseguridad incorporaban.

Por ejemplo, trabajamos con la Agencia de Ciberseguridad de Cataluña, para generar una guía que estuviera a disposición de toda la ciudadanía. O con la Fundación Tic Salut hemos analizado distintas aplicaciones a nivel internacional que permitían el rastreo de contactos a través de dispositivos móviles, poniéndolo a disposición del Departamento de Salut de la Generalitat por si creía conveniente poner en marcha algunas de estas soluciones.

Hablando de soluciones, creasteis el “Hackcovid”. ¿Qué es y en qué consiste?

El “Hackcovid” fue una iniciativa que organizamos durante Semana Santa. Lo que se pretendía era una hackathon, es decir, una actividad colectiva en la cual preguntábamos a la ciudadanía qué necesidades había detectado durante el confinamiento.

Y a partir de esos retos, abrimos la oportunidad a que emprendedores, startups y empresas digitales pudiesen desarrollar nuevos servicios que dieran solución a esas necesidades reportadas e identificadas por la propia ciudadanía. Con esta actividad conseguimos movilizar 60 equipos de emprendedores y profesionales digitales, que estuvieron trabajando durante esta semana para desarrollar un prototipo. Después seleccionamos a los mejor valorados para dar soporte y que esas ideas pudieran llevarse a la realidad.

La transformación digital es una realidad y podría cambiar nuestro estilo de vida. ¿Pero va a llegar un momento en que la sociedad se regirá estrictamente por los avances tecnológicos?

La interacción humana va a continuar siendo importante, pero las herramientas digitales van a cambiar la manera de relacionarnos.

Lo que se ha demostrado con estos seis meses de pandemia es que la resiliencia de una sociedad está estrechamente relacionada con la capacidad o no de digitalizar sus actividades y relaciones humanas. Está claro que la transformación digital es importantísima, pero en el futuro veremos avances que van a cambiar aún más a través de tecnologías digitales avanzadas.

Por otro lado, la Fundación i2CAT está inmersa en el desarrollo de la tecnología 5G en Cataluña. ¿Qué beneficios o avances supone su implantación?

La tecnología 5G es una evolución de las tecnologías móviles actuales, pero es un salto, un nuevo paradigma. Tiene dos características que lo hacen diferencial: la capacidad de volumen de transmisión de datos y, sobre todo, la posibilidad de trabajar con aplicaciones y servicios de tiempo real con una latencia muy baja.

Esto va a permitir que se puedan plantear nuevos usos, como la movilidad autónoma y conectada. También va a posibilitar, como se demostró en Mobile World Congress, intervenciones quirúrgicas de forma remota y a distancia.

Entonces, ¿las voces contrarias a la implantación del 5G desde posturas negacionistas obedecen a un total desconocimiento?

La tecnología 5G no representa ninguna amenaza que se haya demostrado, ni se justifica que pueda generar una sensación de afectación a la ciudadanía. Más bien demuestra lo contrario. Por un lado, una de las teorías negacionistas asegura que el 5G va a requerir de un gran despliegue de antenas en las ciudades; pero desplegar antenas muy próximas a los ciudadanos precisamente permite, aparte de un mayor ancho de banda, que la potencia que los terminales tienen que transmitir a la antena sea menor que los terminales actuales de 4G.

Por ello, la tecnología 5G explicaría totalmente lo contrario es decir, que gracias a la mayor densidad de antenas, las potencias son menores y por tanto, las radiaciones también bajan. Además, hay que mencionar que las frecuencias que usa son las habituales que las que tenemos en nuestras casas con las redes WiFi, de las que se ha demostrado que no generan ningún tipo de problema.

La Fundación i2CAT ha participado en unas jornadas relacionadas con la transformación digital de la gestión del agua. ¿Por qué llegan a ser tan necesarias las nuevas tecnologías para algo tan común y esencial como el agua?

Estas jornadas se enmarcan en un conjunto de iniciativas que impulsamos y que están alineadas con la estrategia “SmartCatalonia” de la Generalitat, en las que identificamos retos y cómo con las tecnologías digitales podemos resolverlos.

Con el tema del agua existen distintos retos, como el que hace referencia a la optimización del consumo de agua, su control de forma instantánea para que no existan contaminantes o incluso la vigilancia de caudales de ríos para garantizar la seguridad de las personas que estén cerca de ellos.

¿En qué proyectos futuros está inmerso el centro de investigación a corto plazo?

Tenemos proyectos muy interesantes en los próximos meses. Hay una primera idea en la que se está trabajando juntamente con la Generalitat, para impulsar la inteligencia artificial dentro de la Administración. Estamos impulsando también actividades nuevas en el campo que se conoce como new space, que son satélites pequeños que permitirán dar cobertura en zonas rurales desde el espacio.

Además, uno de los proyectos sobre el 5G y que dentro de unos meses va a ver la luz, va a ser el corredor mediterráneo del 5G. Se trata de una prueba piloto entre el sur de Francia y el norte de Cataluña en el que se conectará autopista y red ferroviaria mediante esta tecnología para demostrar que esta comunicación entre países puede ser efectiva y que permite nuevos servicios de transporte e incide en La economía hoy. Pero, sobre todo, tenemos el proyecto de llevar el conocimiento y hacer participar a la ciudadanía en iniciativas de innovación.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!