De llegar la fecha límite para la separación del Reino Unido de la Unión Europea sin ningún tipo de acuerdo, podría perjudicar a la economía de España en un lapso de cinco años. A su vez, según estimaciones del Banco de España, un Brexit con acuerdo tendría un coste casi inexistente, ya que la apreciación de la libra compensaría de alguna forma las pérdidas que puedan existir.

En el caso que el Brexit se produzca sin llegar a ningún acuerdo, pero se realice de una forma ordenada, el coste sería de algo más de 6.000 millones de euros.

En caso que este escenario se haga realidad, se supondría que los factores de riesgos están avalados por planes de contingencia, y que existe la buena voluntad por parte de los actores involucrados de evitar que surjan mayores complicaciones.

Son cuatro los escenarios planteados por el Banco de Inglaterra, siendo el primero de ellos el de un Brexit con acuerdo, en el que la economía del Reino Unido crecería, pero parece imposible que se produzca. Los demás escenarios son de pérdida para la nación británica.

La posición del Gobierno español en torno al acuerdo del Brexit

El Gobierno español, hasta el momento, no ha dado a conocer qué medidas se están tomando como previsión ante las proyecciones presentadas por el Banco de España, en contraposición con la postura asumida por otros países, como es el caso de Alemania, que vería su economía mucho más afectada que España.

De llegar a alcanzarse el acuerdo, se reducirían de forma sustancial los problemas que se pueden originar, pero hay que estar preparados con planes de contingencia por parte del Gobierno, que evitarían las consecuencias negativas de un Brexit desordenado y sin acuerdo.

Las perspectivas del Banco de España

El área de las relaciones comerciales sería la más afectada en el caso de llegar a un Brexit sin acuerdo, representando el 70 % de las pérdidas. El 30 % restante se debería al efecto que tenga en otros países y que se verían reflejados en la economía española.

En el caso que se produzca un Brexit sin acuerdo, la contracción que sufriría el Reino Unido en su economía se podría equipar a la recesión española, provocando una gran inestabilidad en las cadenas productivas y financiera.

Por lo tanto, hay que manejar el efecto que este escenario tendría en el resto de la Unión Europea y la influencia que tendría a nivel económico en España.

Sin embargo, dependiendo del escenario que finalmente ocurra, la economía española se vería afectada de manera significativa, pero sin llegar a ser exagerada, según palabras del presidente del Banco de España. Aun así, al ser una situación que no se había vivido anteriormente, todo queda en estimaciones. Se ha reconocido que no se tomaron en cuenta factores, como los plantes de contingencia que hallan desarrollado los miembros de la comunidad europea o los aspectos negativos de una menor apertura comercial.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!