El sábado pasado, se habría llegado a un acuerdo entre el consejo superior de deportes (CSD), La Liga y la real federación española de Fútbol (RFEF), con la intención de establecer fechas tentativas para arrancar el proceso del retorno de los clubes de fútbol a los terrenos de juego.

Este proceso iba a ser de forma escalonada, desde la realización de test masivos para comprobar si algún jugador estaba contagiado, hasta entrenamientos progresivos en cuanto al número de integrantes, para que de esta forma, se reanudara la competición a puerta cerrada (sin espectadores) los primeros días de junio.

El pacto entre el CSD, La Liga y la RFEF

Todo se habría deliberado este fin de semana en una reunión llevada a cabo en el Palacio de Viena (ministerio de asuntos exteriores, UE y cooperación) encabezada por Irene Lozano, presidenta del CSD; Javier Tebas, presidente de La Liga; y Luis Rubiales, presidente de la RFEF. Se hizo público un comunicado de prensa este lunes, 20 de abril, en el cuál dejaban de manera detallada todos los acuerdos; estos consistían en medidas sanitarias con un cumplimiento estricto, redacción de un código de conducta del fútbol y, además, dedicar parte de los recursos que generaran derechos audiovisuales a otros deportes federados, olímpicos y paraolímpicos.

Estas eran las fechas propuestas por las entidades: Test masivos: 27 de abril.

Entrenamientos en grupos bastante reducidos: 4 de mayo. Entrenamiento en grupos de mayor cantidad: 11 de mayo. Entrenamientos en grupos masivos (habituales): 18 de mayo y probable retorno a la competición: 6 de junio.

Opinión de los jugadores

Los jugadores de la primera y segunda división de España no dudaron en actuar y hacer valer su posición; tras el eco del comunicado oficial de prensa, optaron por efectuar inmediatamente una reunión de la asociación de futbolistas españoles (AFE) realizada este martes, en la cual participaron todos los capitanes de cada club de las divisiones profesionales mencionadas.

Al concluir el diálogo, los futbolístas expresaron su preocupación, así que la hicieron llegar directamente al ministerio de Sanidad y al consejo superior de deportes, resaltando que su palabra debía ser escuchada y tomada en cuenta.

Rafael Giménez Jarque, defensa central del Cádiz club de fútbol, equipo que compite en La Liga 1 2 3 (segunda división), fue de los futbolistas que más alzó su voz contra este intento de volver a las canchas próximamente, y aseguró que no volvería a jugar hasta que hubiese una vacuna contra el Coronavirus.

Así lo expresó: "Me he enterado que igual el 4 o el 11 de mayo a lo mejor íbamos a empezar a entrenar. Yo me he negado; no voy a entrenar. Ni voy a jugar. Lo tengo muy claro desde el principio. Dejo el fútbol si no sacan una vacuna contra el coronavirus".

Rechazo por parte de las autoridades sanitarias

Salvador Illa Roca, ministro de sanidad, niega rotundamente que se inicien las propuestas por parte de las entidades. Los test que habrían solicitado para este 28 de abril, fueron negados por parte del ministerio de sanidad debido a que estos únicamente pueden ser utilizados en personas que presenten los síntomas del virus, o en su defecto, bajo prescripción médica; tal y como lo dicta la orden 344/2020 del 13 de abril.

De igual forma, el ministro Illca, resaltó que la única forma de que se pudieran realizar estos test PCR (nasofaríngeos) en la fecha propuesta debían tener autorización exclusiva del departamento dirigido por su persona, además de una serie de aprobaciones por parte del ministerio de sanidad. Pero, a pesar de estas aclaraciones, se les negó la ejecución de los acuerdos pactados.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Fútbol
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!