El Barcelona no lo tuvo fácil, pero respira. En estos días donde sobran los reproches, faltan los nueves y los triunfos, el culé ganó un encuentro ajustado y aguerrido contra un Betis decidido. Así obtiene, no solo tres puntos para seguir peleando contra el Real Madrid en la Liga Española, sino también aire para encontrarse a sí mismo.

Porque el ejercicio de respirar nos permite renovarnos, y no importa si es de forma desprolija, lo importante es que recordemos cómo se hace para no llegar a ahogarnos.

Y el Barcelona de Quique Setién, lo hizo. Tal como mencionó el mismo director técnico: “Hay que dar mucho valor a esta victoria”.

El Betis fue por delante del marcador en dos ocasiones

Menuda tarea ha tenido el culé este domingo, al enfrentar al Betis y dar vuelta un resultado adverso. Sí, porque el Barcelona estuvo siempre debajo en el marcador; no una vez, sino dos. “Nos hemos puesto por debajo muy pronto, pero el equipo ha mantenido el plan establecido, no se ha venido abajo y tras el golpe del segundo gol tampoco nos hemos debilitado, hemos insistido, tenido fe y empatado en el último momento”, declaró Setién.

Barcelona y Betis: un encuentro de ida y vuelta

El Barcelona comenzó perdiendo contra el Betis por 1 a 0 con tanto desde el punto penal convertido por Sergio Canales a los 6 minutos de iniciado el encuentro, luego de que el VAR, viera el desvío del balón en el codo de Clément Lenglet, quien recibió la amarilla.

Pero la agonía sería leve, porque a los 9 minutos, Lionel Messi y Frenkie de Jong, coreografían una bellísima jugada de gol.

Tras un pase en profundidad de Messi, que rompe con todo, Frenkie de Jong hace suya la pelota en un control de pecho impecable que le regala al pie el balón y del pie el empate que el azulgrana necesitaba para salir adelante.

El local no se quedaría atrás, porque a los 26 minutos volvería a dar el batacazo. Nabil Fekir remata de zurda desde el centro del área poniendo el balón del lado derecho de la portería del culé; y a empezar de nuevo.

Y no sería hasta el tiempo complementario del primer tiempo donde Barcelona conseguiría el tan ansiado empate para irse al descanso con fuerza. Con otra asistencia de Messi, Sergio Busquets vence la portería con un remate al lado izquierdo del palo. Es empate.

La arenga de Messi para el segundo tiempo y el triunfo

En el túnel resonaba “Vamos, vamos”, eran las palabras de Lionel Messi, más concentrado y convencido. Pero algo sucedió porque el capitán del Barcelona salió al campo de juego más enchufado que en el primer tiempo y tuvo varias oportunidades de gol, aunque todas frustradas por el portero del Betis.

El encuentro crecía en emoción. Un Barcelona con mayor posesión, se hacía dueño del balón. A los 72 minutos, Messi apura un tiro libre: saca el centro directo a la cabeza de Clément Lenglet que logra vencer al portero del Betis y gritar el gol que termina con el empate y que le da al culé lo que viene necesitando hace tiempo: tres puntos y aire.

Sigue la página FC Barcelona
Seguir
Sigue la página Fútbol
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!