El Real Madrid venció ayer por 1-4 al Osasuna en un partido muy completo y trabajado del equipo madridista. Los de Zidane no bajaron los brazos en ningún momento y creyeron en la victoria hasta el final.

A los 14 minutos se adelantó el Osasuna por medio de un cabezazo de Unai García. Lejos de venirse abajo, el Real Madrid se volcó aún más hacia la portería de Herrera y no paró de crear ocasiones de peligro.

Isco, el mejor del encuentro

Isco fue el mejor del Real Madrid, llevando el control del juego y sabiendo en todo momento lo que su equipo necesitaba.

Suyo fue el gol del empate. Remate de tijera con la pierna derecha para mandar el balón al fondo de la red. Con este, ya son 50 goles de Isco con la camiseta blanca.

Nueva conquista para Sergio Ramos

Sergio Ramos volvió a marcar en Liga y ya son 20 estadios diferentes donde ha marcado, sumando 28 goles en total. Su gol vino por medio de un córner que puso Modric. Casemiro saltó para asistir a Ramos y este cabeceaba para poner el 1-2 en el minuto 38. Con este resultado llegó el descanso.

La segunda parte siguió la misma tónica de la primera.

El Real Madrid llevaba el control del juego y creaba las ocasiones más claras, mientras que el Osasuna intentaba conseguir el ansiado empate en sus oportunidades más peligrosas

Gareth Bale, ausente durante el tiempo que jugó

Por su parte, Bale volvió a la titularidad en un partido importante para el Real Madrid. Su última titularidad fue el pasado 22 de enero en Copa frente al Unionistas de Salamanca.

En una semana donde se ha vuelto a especular sobre su futuro y sobre su posible fichaje por el Tottenham, su agente ha reiterado que Bale se queda en el Madrid. No fue el mejor partido del galés, que se le vio perdido y sin aprovechar las ocasiones madridistas.

Zidane volvió a dar en la tecla con los cambios

Lucas Vázquez, Vinicius y Jovic fueron los cambios de Zidane. El español entró en el 71 sustituyendo a Gareth Bale y en el 83 Vinicius entró sustituyendo a un Isco ya fundido después de dar todo sobre el terreno de juego.

En el 85 llegó el gol madridista. Contragolpe del Real Madrid dirigido por Karim Benzema que asiste sin mirar para Lucas Vázquez que remata perfectamente ante la salida de Herrera. Con este gol, el Madrid sentenció el encuentro, anulando las esperanzas de la victoria del Osasuna.

Jovic entró por Benzema en un buen partido del francés, que a pesar de no marcar, asistió y volvió a ayudar al equipo en tareas defensivas. En el 90, llegó el gol de Jovic. Contra llevada por Lucas Vázquez que pasa en profundidad para Fede Valverde. El uruguayo, centró al área y el serbio, con un gran remate de volea, mandaba el balón al fondo de la portería, poniendo el definitivo 1-4.

Gran victoria madridista en un campo complicado

Esta nueva victoria mantiene al Real Madrid líder y con la ventaja de tres puntos respecto al F. C. Barcelona, que continúa en la pelea tras conseguir ganar ayer en el Benito Villamarín por 2-3 al Betis. Veremos cómo recibe la afición a su equipo en el próximo encuentro liguero en el Santiago Bernabéu ante el Celta de Vigo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!