A las 20.30 horas del 21 de enero, la avioneta una Piper Malibu (Piper PA-46 Malibú) de un solo motor, que transportaba al futbolista Emiliano Salas y al piloto David Ibbotson fue declarada desaparecida mientras cruzaba el Canal de la Mancha para dirigirse a su nuevo equipo el Cardiff de Inglaterra. El delantero viajaba para unirse a nuevo equipo después que el Cardiff llegara a un acuerdo por el traspaso del delantero por 17 millones de euros.

El audio antes del desastre

Durante el viaje el ex delantero, mandó un audio a sus amigos donde textualmente menciona:“Estoy acá arriba del avión, que parece que se está por caer a pedazos”.

Anuncios
Anuncios

“Si en una hora y media no tienen noticias mías, no se si van a mandar a alguien a buscarme porque no van a encontrarme” .“Que miedo que tengo”.

Las condiciones meteorológicas no eran nada favorables, y las predicciones del clima para los días siguientes no eran alentadores, por lo que la autoridades tres días después de la desaparición de la aeronave, decidieron cancelar la búsqueda oficial debido a las pocas pruebas o rastros de avión o de alguno de sus dos ocupantes, además de considerar que las posibilidades de supervivencia eran extremadamente difíciles.

Las familias de los desaparecidos no se rindieron

Sin embargo las familias de los desaparecidos no se rindieron, y el 26 de enero se pusieron en campaña para recolectar fondos, para iniciar con una búsqueda privada, para ello el objetivo era recaudar 300.000 euros, con donaciones a través de una plataforma de Internet.

La contribución para la noble causa contó con de más de 4.000 personas, y en la lista había nombres muy conocidos como Alejandro Papu Gómez, Dimitri Payet, Laurent Koscielny, la Federación Internacional de Futbolistas Profesionales, la agencia Sport Cover, Lucas Ocampo, Adrien Rabiot, Kylian Mbappé, entre otros.

Anuncios

La solidaridad del mundo se vio con la Tragedia del futbolista y solo unos pocos días después, el objetivo fue alcanzado y tan solo 2 días después, es decir, el 28 de enero ya se contaba con 324.500 euros.

Dirigidos por el experimentado oceanógrafo David Mearns, un equipo de 7 personas, a bordo del barco FPV Morven, y en estrecha colaboración con la Oficina de Investigación Británica sobre Accidentes Aéreos (AAIB), empezaron la búsqueda del avión y los tripulantes desaparecidos en el Canal de la Mancha.

Se encuentra el avión y un cuerpo sin vida

Gracias a los equipos de última generación utilizados por los expertos, el 3 de febrero se localiza la aeronave a 67 kilómetros de profundidad y a pocos kilómetros de la isla de Guernsey, y un solo días después se informa que, gracias a la cámara del submarino de búsqueda, se visualiza un cuerpo sin vida, dentro de la aeronave y que la aeronave no se encontraba totalmente destruida y que prácticamente estaba intacta.

El 6 de febrero logran sacar el cuerpo encontrado y lo trasladan a Pórtland para los trabajos de los forenses. El 7 de febrero después de la autopsia se confirma que el cuerpo encontrado es del futbolista Emiliano Salas.

La familia de Emiliano Salas, manifestó que esperan una investigación seria de caso, ya que según reportes extraoficiales, el avión no estaba en condiciones de realizar el viaje por las inclemencias meteorológicas, además de informar que al parecer el piloto que no tenía la licencia y experiencia necesaria para realizar el recorrido con el clima adverso y sin instrumentos adecuados para cruzar el Canal de la Mancha.

Respecto a la hoja de ruta trazada para el viaje, al parecer, no contaba ni con rutas alternas en caso de problemas.

Anuncios

Aún se desconoce la razón por la que el piloto oficial no abordó el vuelo pese a realizar el registro de abordaje.

Haz clic para leer más