Este domingo en Moscú se celebró el partido de la gran final de esta edición de la Copa Mundial de la FIFA. El indiscutible ganador del torneo no fue otro que la favorita Francia, quién se impuso ante la aguerrida Croacia 2-0.

Francia es el dueño de la Copa del Mundo

La Copa del Mundo tiene nuevo dueño, Francia [VIDEO]. Los galos derrotaron en el encuentro decisivo a su similar de Croacia para quedarse con el trofeo en su vitrina por segunda vez en su historia. Los franceses comenzaron delante en el marcador y nunca estuvieron debajo en todo el match.

El primer tanto francés llegó gracias a un gol en propia meta que desafortunadamente para los croatas marcó Mario Mandzukic al minuto 18 tras un tiro libre ejecutado por Antoine Griezmann.

Diez minutos más tarde Croacia lograba el empate tras un sensacional disparo dentro del área de parte de Ivan Perisic. El mismo Perisic pasó de héroe a villano cuando en una jugada dentro del área balcánica tocó el balón con su mano. De esta manera Griezmann marcó el segundo gol para su selección siete minutos antes de que concluyera el segundo tiempo.

Producto del afán croata por lograr empate, Paul Pogba consiguió ampliar la ventaja para Francia anotando el 3-1 al minuto 59. Siete minutos mas tarde Kyllian Mbappé anotó el cuarto y último gol francés. Croacia siguió intentando reducir el marcador y lo consiguió al minuto 69 cuando un Mario Mandzukic aprovechó una desatención del portero Hugo Lloris. Francia supo controlar el resto de los ataques balcánicos y al finalizar los cinco minutos de tiempo agregados corrieron a celebrar el título mundialista.

Una final inédita en la que el gol apareció en varias oportunidades

Franceses y croatas brindaron una de las finales más entretenidas de los últimos mundiales. Lo más hermoso del balónpie son los goles y en este encuentro se anotaron un total de seis. La última vez que en una final de un mundial el marcador final fue mayor a dos goles fue en Francia 98, antes, en México 86 Alemania y Argentina anotaron cinco goles entre ambos.

La última vez que un encuentro de final terminó con el mismo resultado que en Rusia 2018 [VIDEO] fue en Inglaterra 66. La final jugada por Francia y Croacia tuvo este atractivo, algo que no se había vivido desde hace ya unos cuantos años atrás tal y como se destaca.

Croacia se despide con la frente muy alta

Pese a no haber logrado el objetivo, Croacia se marcha de Rusia con la frente muy alta. Nadie los daba por finalistas al inicio del torneo y regresan a su país como héroes. El combinado blanco y rojo dio una muestra al mundo de que los sueños no son imposibles y que si se trabaja con esmero, humildad y sacrificio, se pueden lograr metas excepcionales.