Solo quedaba uno de los jugadores más mediáticos del futbol mundial, ninguno de ellos puede fallar porque es noticia en todo el orbe. El primero en decir adiós fue Lionel Messi y la decepcionante Argentina, pocas horas después tocó el turno a Cristiano Ronaldo que llegó con Portugal, ambos dejaron el torneo en octavos de final.

Neymar se une a Messi y Cristiano Ronaldo

Ahora ha tocado el turno al astro brasileño Neymar, era la esperanza de la selección verde y amarilla, pero por más que se esforzó no fue suficiente para lograr la meta, el campeonato del mundo. Cuando Ney se dedicó a jugar fue una verdadera pesadilla para los adversarios, pero ante Bélgica no bastó pese a los constantes ataques por todos los flancos de parte de sus jugadores.

Los Diablos Rojos enviaron directo a casa a los sudamericanos que nunca lograron resolver la fórmula del español Roberto Martínez. Pese a que Brasil [VIDEO]jugó su mejor partido del mundial, no fue suficiente para resolver el pase a las semifinales y la gran revancha de Brasil 2014 no se pudo cumplir, un nuevo fracaso fuera de casa para el gran favorito, nunca la tuvo tan "fácil" Brasil para llegar a la final.

Sin los grandes favoritos, Alemania, Argentina, España , los brasileños quedaban con el camino despejado para llevarse la Copa del Mundo y vengar la estrepitosa caída en el mundial del 2014. Pero los belgas tenían otros planes y ahora se verán las caras ante los franceses que tienen un equipo de mucho respeto y que podría dar la sorpresa en el torneo.

Dos goles fueron suficientes para los belgas

El juego de Brasil [VIDEO] ante los belgas fue de mucha interacción, trasladaron en ofensiva el balón con mucho peligro, pero el gran arquero Courtois evitó el grito de gol de los brasileños, que vieron como en tres oportunidades se les negaba la anotación y las esperanzas de al menos empatar y optar por los tiempos extras se esfumaba.

Brasil ya tenía 300 minutos de no recibir goles, pero uno de sus mejores hombres en la defensa no estaba, Casemiro, toda una garantía en la Canarinha, pero su sustituto fue Fernandinho, con tan mala fortuna que anota en propia puerta y le dio la ventaja a los Diablos Rojos, en lo que fue el primer paso en el camino a la victoria y pase a las semifinales del torneo mundialista.

Lukaku, Hazard y De Bruyne fueron una pesadilla para los defensores brasileños, que tuvieron varias oportunidades más para aumentar la cuenta y estar tranquilos, pero a 10 minutos del final, Renato Augusto le dio un respiro a los sudamericanos, anotando el descuento de los dirigidos por Tite que no lograron pese a todos sus esfuerzos vencer al gigante Courtois.

En el minuto 93 de tiempo corrido Courtois evitó el empate, luego de un remate de Neymar, el larguirucho guardameta le mete la mano a un misil que salió de la pierna del 10 brasileño y que ahogó el grito de gol y que pudo haber cambiado la historia del partido, pues ya Brasil había tomado el control del encuentro.