Vaya encuentro que ofrecieron estas dos selecciones. El equipo de Serbia mostraba muchos deseos de ganar. Por otra parte, el equipo brasileño quería olvidarse de lo sucedido en el 2014 y luchar por la sexta estrella. Muchos podrán criticar a este equipo brasileño por lo anteriores partido que ofreció pero hay momentos en que recuerda cómo tocar el balón y se vuelve peligroso.

El primer tiempo fue de Brasil

En el primer tiempo el equipo brasileño empezaba con su clásico toque de balón y lo fue demostrando con cada una de sus llegadas por los laterales y el buen toque de Coutinho que empezaba a ser un factor. Por su parte, el delantero Gabriel Jesús tuvo oportunidades frente al marco del portero de Serbia, Stojkovic.

Fue hasta el minuto 36 cuando la escuadra brasileña pudo ver reflejado la superioridad con un pase magistral de Coutinho hacia su compatriota Paulinho. Este marcador dejaba fuera a Serbia por lo que no tuvieron otra opción que atacar, pero el primer tiempo fue consumido y fue así como Brasil se llevaba una ligera ventaja ante los serbios.

Thiago selló la victoria

En la segunda parte, el equipo serbio se veía muy decidido a darle la vuelta. El equipo de Serbia tuvo tres jugadas claves para poder alcanzar y darle hasta la vuelta al partido. No obstante, para mala fortuna de ellos, los balones que iban a la portería de Alisson jamás entraron para fortuna de los brasileños. Esta actitud tenía impactado a Brasil [VIDEO]que intentaba recuperar el balón y volverlo a tocar.

En los peores momentos de Brasil, el técnico Tite, realizó un buen cambio al dejar entrar a Fernandinho para que se hiciera cargo del centro del campo y que así el equipo volviera a tener esa posesión de balón que tanto necesitaba.

Después de los primeros minutos tan intensos para los brasileños, en un tiro de esquina, cobrado magistralmente por Neymar, hizo que Thiago Silva se elevara solo y resolviera el partido al minuto 68 de partido. Este gol calmó los ímpetus de los jugadores de Serbia, ya que tenían el tiempo en contra. [VIDEO]

Los minutos se fueron consumiendo para el equipo de Serbia que tuvo varias llegadas que jamás pudo capitalizar, y el segundo tiempo terminó con la victoria de Brasil. Con el marcador de 2 a 0 a favor de Brasil se colocaba como primer lugar del Grupo E con siete unidades, y se enfrentará a México en la siguiente fase de la copa del Mundo por lo que el cuadro dirigido por Juan Carlos Osorio debe estar muy preocupado ya que este Brasil con sus chispazos colectivos o de forma individual puede liquidar el partido en una jugada como hoy contra Serbia.