Después de la sorpresiva derrota de Alemania ante la escuadra mexicana, muchas dudas han sido planteadas en el cuerpo técnico de los alemanes, por lo que están ya planeando a marchas forzadas el revertir lo que les sucedió en el primer partido. A medida que la información se va filtrando con respecto a las horas antes del partido contra México, se sabía de antemano que el cuerpo técnico estaría enviando el once más viejo que Alemania había seleccionado para un partido en la Copa del Mundo desde la final de 2002 contra Brasil. Esto se vio reflejado en los primeros minutos contra el cuadro mexicano y dolorosamente aparente, a pesar de esta estadística, el equipo Alemán no es muy viejo solo el mediocampista Sami Khedira y el portero Manuel Neuer son los que están en los 30.

Alemania perdió mas el balón de lo que aparentaba

Aunque parecía que el equipo estaba lento en comparación al cuadro mexicano, que tenía un ritmo muy vibrante en todo el encuentro, y parece que había hecho las decisiones correctas en momento claves. Alemania perdió la posesión del balón en 36 ocasiones en la primera mitad del partido, esta estadística es increíble, tomando en cuenta los grandes jugadores centrales y el estilo de juego que siempre presenta el equipo teutón [VIDEO]. Uno de los responsables del gol fue Sami Khedira, que comúnmente no actúa como centrocampista defensivo, además parece ser que jamás se comprendió bien con su compañero en el centro del campo, que era Toni Kroos.

El problema: falta de ritmo

Los delanteros del equipo alemán no estaban conectados y parecían tener un ritmo muy bajo, por lo que resulto muy difícil realizar movimientos ofensivos para el cuadro germano.

Debido a las diferentes fallas en centro del campo, unas vez más la defensa conformada por Jerome Boateng y Mats Hummels, se vieron obligados a salir varias veces para poder dar proyección en medio campo al equipo y también a defender el medio campo [VIDEO]. En varias ocasiones la defensa se vio fuera de ritmo y la ausencia de Jonas Hector peso mucho por el lado izquierdo.

No hay que olvidar también que en varias ocasiones el cuadro alemán tuvo la fortuna de no recibir más goles, y esto fue debido a que la delantera del equipo mexicano no estaba fina a la hora de resolver, ya que si tuvieron tres oportunidades muy claras para ampliar el marcador y tal vez esta victoria fuera más escandalosa. Después de ver todos estos detalles la conclusión la única palabras es falta de ritmo en el equipo, por lo que el cuerpo técnico debe estar atento en esto si es que quieren repetir el titulo de hace 4 años, y también de hacer fuertes cambios en el equipo para que no existan sorpresas para los siguientes partidos.