Ha sido la noche anhelada para los colchoneros que vuelven a celebrar a lo grande. Volvieron a reinar en Europa [VIDEO] y muestran que su nivel es de otra competición. Además de que el premio para un campeón de la Europa League es jugar la Champions la temporada siguiente, para el Atleti la motivación no era ésa, pues en la Liga están consiguiendo dicho pase, sino que su obligación era alzarse con el título. La noche fue de un jugador, el mejor de todo el equipo y que suena para jugar en un club más grande pronto. El partido ha sido espeso, con poco Fútbol desarrollado, alta competencia, pero al final inclinado hacia el favorito, terminando con un contundente 3-0 a favor de los rojiblancos, con dos goles de Griezmann, MVP de la final y con el gol de Gabi que cerró la goleada.

Pero al inicio no parecía que iba a ser así.

Griezmann puso las cosas en su lugar

Los guiones del partido parecían salirse de su cause esperado, hasta que Griezmann apareció, aprovechó la ocasión más clara que había tenido el Atlético hasta entonces y puso su sello de calidad, para que todo cogiera el rumbo natural. Desde el inicio del partido se vio a un Atlético irreconocible, sin control de balón, cediendo la posesión, sin lograr hacer su juego. El Olymplique de Marseille había creado las ocasiones más claras, pero sin poder finalizar. La primera gran ocasión la tuvo Germain, sorprendentemente titular por encima de Mitroglou, que mano a mano la mandó fuera. Parecía el Atleti dominado, hasta que un error de los que jugaban de blanco hizo que todo cambiara para bien de los madrileños.

Mandanda quiso salir tocando, pero su pase no fue bien receptado por Anguissa, también titular inesperado. El balón sin dueño lo cogió Gabi, quien inmediatamente se la puso a Griezmann para que este, con el pasillo libre, definiera ante el portero y pusiera el 0-1.

La noche triste del Marseille empezó con la lesión de Payet

Quiso responder el Marseille, pero no tenía una figura en su equipo como la de Griezmann. El jugador de más nivel, capitán y líder, Payet tuvo que retirarse pronto del partido por lesión. Sus lágrimas fueron el reflejo de toda la desilusión final de su afición. Esta escena fue dramática, que hasta el mismo Griezmann, compatriota suyo, tuvo que consolarle. Poco pudo hacer el Marseille después de esto, que no se pudo levantar del golpe anímico. Ni las palabras del técnico en el descanso lograron levantarlo, porque en el segundo tiempo se vio a un Atlético mucho mejor, con llegadas de peligro, hasta que cayó la segunda anotación.

Griezmann la hace de fantasía para acabar con las ilusiones del Marseille

La mejor jugada del partido tenía que ser del mejor jugador del partido.

El segundo gol cayó después de que se recuperara un balón en el medio, y una serie de toques dejara a Griezmann cara a cara nuevamente con el portero y si la primera definición fue con clase, esta segunda fue magistral: la picó sobre la humanidad del guardameta con una sutil vaselina que acabó tímidamente en el fondo de la red, pero sin oposición alguna, digna obra de arte para la galería de recuerdos en la historia del club. El partido seguía siendo espeso, trabado, y sólo pequeñas lucideces eran las que lo inclinaron hacia un lado. Esto se comprobó cuando el primer tiro de esquina fue hasta después del minuto 50, a favor del Atleti, lo que deja una imagen clara de que siempre se jugó en el medio, cortado por un sin número de saques laterales.

Mitroglou casi se enchufa, pero Gabi dijo Jaque mate

Poco a poco se fue sacudiendo el Marseille el dominio claro de los colchoneros, pero no le bastaba para tener llegadas claras a la portería. La ausencia de Payet se seguía resintiendo y Thauvin no apareció. Tuvo que ser Mitroglou que, saliendo desde la banca, pusiera el peligro en la portería de Oblak. Lo hizo después de cazar un centro con un certero cabezazo que se estrelló en el poste. Muchos franceses vieron ahogado su grito de gol, pero sólo fue una patada de ahogado. En jugadas posterior una contra bien elaborada dejó a Gabi solo, para que marcara a placer el 0-3, con lo que la victoria rojiblanca estaba ya firmada.

Final del partido y el Atlético vuelve a ser campeón de Europa [VIDEO]. La noticia nostálgica era para Torres, que por fin levanta un título con el club de su vida. Irónicamente lo había ganado todo, pero nunca algo con el equipo en el que creció futbolísticamente, lo que significó un digno adiós para esta leyenda. Enhorabuena al Atleti por su tercer Europa League, lo que lo pone a dos del Sevilla, quien es el máximo ganador del torneo. Con esto se confirma que España sigue pisando fuerte en Europa con cada uno de sus representantes, a espera de lo haga el Real Madrid en la final de Kyev.

Las fichas del partido:

Olympique de Marseille: Mandanda, Rami, Luiz Gustavo, Bouna Sarr, Jordan Amavi, Morgan Sanson, Franck Zambo, Payet (Maxime López min. 31), Thauvin, Lucas Ocampos (Clinton N'Jie min. 54), Valere Germain (Mitroglou min 73)

Atlético de Madrid: Oblak, Giménez, Lucas, Godín, Vrsaljko (Juanfran min 45), Correa (Thomas min 87), Gabi, Koke, Saúl, Diego Costa, Griezmann (Torres min 89)

Goles: 0-1 Griezmann; 0-2 Griezmann; 0-3 Gabi