El Atlético de Madrid gana la final de la Liga Europea con un resultado bastante convincente, tres goles a cero, contra el Olympique de Marsella. El mismo resultado que tuvo en la final contra el Athletic de Bilbao en Bucarest en el 2012. Con una primera parte jugada por los rojiblancos de una manera inteligente y con un gran juego táctico y estratégico, y con un gol de Griezmann en cada parte, el Atlético de Madrid ha conseguido enhebrar un triunfo para los colchoneros que podrán soñar tranquilos esta noche.

Una final insegura

El Atlético de Madrid, con un gol de Griezmann en los primeros veinte minutos de partido, y otro en el minuto 49 de partido, más uno de Gabi casi al final, ha sentenciado un partido que ha dejado un mal sabor de boca a la seguridad del estadio de Fútbol.

Bengalas que demuestran que la seguridad en los campos de fútbol es un tema aún pendiente para las instituciones y organizaciones del deporte, y que hacen ver que asistir a un partido de fútbol o de cualquier otro deporte de alta concentración de masas, es parecido a vivir una batalla campal justo a unos metros de ti.

Primera parte

El Olympique de Marsella presionó durante los primeros minutos de partido, mientras que el Atlético [VIDEO], con sabias acometidas, ha conseguido marcar a los veinte minutos con Griezmann aprovechando un error catastrófico de Anguissa en una salida de balón. Primer gol del partido.

El Olympique de Marsella parece acometer menos tras este primer gol. Ocampos, el extremo del Marsella, juega con cierta peligrosidad para el equipo rojiblanco, que observa sus jugadas y se defiende con uñas y dientes para seguir con la superioridad en el marcador.

Se lesiona Payet, que es ovacionado por la afición del Olympique del Marsella. El jugador [VIDEO]francés, que había tocado la copa justo antes de entrar al terreno de juego, se lamenta de una mala suerte que ha terminado en una lesión.

El Atlético de Madrid termina una primera parte con un minuto añadido por el colegiado y jugada de manera inteligente, aunque por la mínima.

Segunda parte

Cambio de Simeone. Saca al jugador rojiblanco Vrsaljko, y entra Juenfran. Vrsaljko tenía tarjeta amarilla y Simeone no quiere acabar con diez en esta segunda parte.

Marsella recibe otro gol. Jugada de Koke y Griezmann que acaba en gol de este último para afianzar una victoria en esta final de la Liga Europea. Rami, dos minutos después, al rechazar una jugada magistral de Diego Costa, está a punto de marcar un gol en propia puerta.

Ocampos se retira del terreno de juego y entra Clinton. Este cambio del Olympique de Marsella intentará acelerar el juego del conjunto francés. De todos modos, la única esperanza que tiene el Olympique es el centrocampista Maxime, que es el que mueve los hilos de su equipo.

Domina el juego el Atlético de Madrid, que observa pasar los minutos de juego sin ver amenazada su superioridad en el marcador. En el minuto 74, última esperanza del Olympique de Marsella para atacar; entra Mitroglou por Germain.

Amarilla para Kuipers, que sacó el brazo ante Gabi. El árbitro no tiene compasión esta vez.

Lucas y Clinton se enzarzan entre ellos y terminan amonestados ambos con sendas tarjetas amarillas. Minutos después, Marsella manda un balón al palo por mediación de Mitroglou, muy acertado esta vez.

Clinton remata de manera poco acertada y Thomas entra en el Atlético por Correa.

Tercer gol del Atlético de Madrid a punto de finalizar el encuentro. Marca Gabi y entra Fernando Torres para sustituir a Griezmann durante los dos minutos de tiempo añadido que quedan para que el Atlético levante la copa que le acredita como ganador de la Liga Europea.

Fernando Torres y Gabi levantan la copa que Payet no pudo más que acariciar.

Simeone puede celebrar un trofeo que se ha ganado a pulso durante todo el torneo.