El lunes 21 de Mayo se jugó el partido de vuelta por la promoción alemana, entre dos equipos con aspiraciones similares pero desde posiciones muy distintas. Me refiero al Wolfsburgo, que peligraba en su objetivo de seguir jugando primera y el modesto pero sorpresivo equipo Holstein Kiel, que después de una gran temporada quería poner la cereza en el pastel ascendiendo a primera división alemana o Bundesliga. El partido de ida terminó con un 3-1 a favor del Wolfsburgo [VIDEO], donde el Kiel demostró que tenía nivel para estar ascender. Sin embargo el partido de vuelta resultaron ser menos ofensivos e ineficaces, perdiendo nuevamente y esta vez por 0-1.

Pudo ser un 1-2, sino fuera por el VAR [VIDEO], que anuló el primer gol de los visitantes y el posible empate al final del partido de los locales. Esto vuelve a poner en evidencia que la decisión de usar la herramienta de asistencia con vídeo fue muy acertada, teniendo gran implicación en resultados trascendentales.

El Kiel trató de imponer su juego, pero no encontró fragilidades

El Holstein Kile salió con la ilusión de hacer buen juego y crear oportunidades, y tuvo la posesión del balón. Pero ninguno de los equipos salió a especular. Y la primera gran oportunidad de peligro la creó el Wolfsburgo, con una jugada que terminaría en el gol de Yunus Malli, quien tuvo que ver como anulaban su gol gracias al uso del VAR. Después de esto el partido parecía inclinarse a favor de los locales, pero el gol no llegó.

Se mantuvo 0-0 todo el primer tiempo y buena parte del segundo, hasta que apareció el gol visitante.

Wolfsburgo dio la estocada final, para asegurarse la permanencia

Mientras el partido estuviera 0-0, el Holstein tenía esperanzas. Una gran temporada parecía merecer un buen final. Les bastaba un 2-0 para lograr el ansiado ascenso, y un gol los podía poner a tiro, sembrando el pánico en el equipo contrario. Pero el gol llegó del otro lado. Tuvieron que aguantar hasta el minuto 75, donde apareció la jugada del gol. Fue Knoche quien le daría el gol de la tranquilidad a los visitantes. Con este tanto el Wolfsburgo sentenciaba la eliminatoria, y el Kiel tenía que recurrir a la épica anotando 3 goles en solo quince minutos. Llegó el gol al minuto 86, que era el empate, y que le ponía emoción al cierre, pero el VAR volvió a ser protagonista y eliminó el tanto y cualquier esperanza del Holstein Kiel. El Wolfsburgo, con un resultado global de 4-1, sigue en primera, pero la temporada es para el olvido.