Este martes 22 de mayo se jugó un amistoso en tierras africanas entre la selección de Nigeria, denominada Super Eagles, que se prepara para el Mundial [VIDEO]y los actuales campeones de la Europa League [VIDEO]. El amistoso fue transmitido en vivo por Youtube a través del canal de La Liga, para todo el mundo. Simeone aprovechó el encuentro para darle minutos a los menos habituales y a los juveniles. El partido tuvo muchos detallazos de buen Fútbol y goles de grandiosa manufactura.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Fútbol

El Atleti empezó perdiendo pero luego siempre se puso por delante. El resultado final fue a favor del equipo español por 2-3, y el tanto definitivo lo puso uno de los juveniles, ocasionando en Simeone la euforia total.

Un juvenil de Nigeria le saca los colores a Oblak

Si algo ha caracterizado al Atlético esta temporada es su solidez defensiva. Aun jugando los menos habituales, hoy se comprobó que a este equipo muy pocos goles se le pueden hacer. Y para hacérselos, hay que hacerlos de gran manera. El primer gol del partido fue de los africanos y tuvo que ser uno de esos. Un juvenil de 19 años, Nwakali, realizó una obra de arte, con un misil que se clavó cerca de la escuadra. Oblak se estiró lo más que se pudo, pero no pudo llegar. 1-0 para los locales y el gol del africano hizo ver a Oblak como un portero más. El Atleti tenía que remontar.

El Atleti aprovecha sus ocasiones, y Torres marca también

Y la remontada se hizo. Primero fue gracias a un robo de uno de los más habituales Thomas Partey, quien manejó perfectamente los tiempos para filtrar un balón magnífico que dejara sólo a Correa ante el portero de Nigeria.

El argentino no falló, definiendo con simpleza ante un portero que se venció queriendo adivinar la trayectoria del balón. El segundo gol llegó a través del español e icono del equipo Torres, que recién había ingresado al partido. Aunque era un amistoso, el gol le llegó muy bien al jugador, que hace poco se despidió de la afición madridista.

Otra obra de arte y una respuesta inmediata

Nigeria logró el empate gracias a un robo de balón en el medio y la conexión con Usman, el delantero que hizo bailar a la defensa del Atlético. Hizo uno, dos y hasta tres recortes para dejar en el piso a los defensores y definir a la izquierda de Oblak. Raras veces se le anotan dos goles al Atlético en un partido. Ni el mismísimo Real Madrid pudo hacerlo esta temporada. Este era el día que se podía y fue gracias a goles de auténticos crack. Pero el Atleti reaccionó rápido, Simeone siguió moviendo las piezas del banquillo y fue un juvenil Borja Garcés, quien anotó el 2-3 definitivo con un disparo soberbio ante la humanidad de Thomas, el portero del combinado de Nigeria. Quisieron los africanos conseguir una gran victoria ante su gente, pero no pudieron.