Por su gran aporte de beneficios son cada vez más las Mujeres que se unen a la práctica de este ejercicio de lucha y resistencia. En su mayoría no lo practican de forma profesional, sino a modo de entrenamiento físico buscando tonificar e incluso adelgazar.

Famosas como Adriana Lima, Rosie Huntington, Sara Sampaio, entre otras; se han unido a la fiebre del boxeo, ya que es una actividad muy completa, donde un periodo de tiempo de 45 min aproximadamente puedes trabajar cuerpo entero, además de que potencian velocidad y resistencia.

Beneficios

  • Pérdida de peso.
  • Reduce el estrés.
  • Potencia la confianza y concentración.
  • Tonifica el cuerpo.
  • Potencia la resistencia cardiorespiratoria.

Principiantes, consejos… ¿te animas?

El primer paso es ubicar el lugar donde comenzarás a practicar, se recomienda buscar un sitio o centro donde se practiquen diversas actividades como fitboxing, no es ideal comenzar en un centro de boxeo dirigido a profesionales.

Es importante también, verificar que sus entrenadores [VIDEO]sean de excelencia, preparados y certificados en el área. Instalaciones en óptimas condiciones para la práctica, donde puedas entrenar con comodidad.

Algunos profesionales en el área recomiendan practicarlo al menos dos veces por semana, notando cambios en un par de meses. Tanto físicos como de agilidad de movimiento, resistencia, y potencia. Por último, y no menos importante, no desesperes. La habilidad y los resultados se van obteniendo con la práctica y la constancia.

Efectos negativos

Lesiones: como toda práctica de lucha, puede generar lesiones de leves a graves, como cortes, lesiones en mandíbula o dientes y aunque parezca increíble también es muy común las lesiones en las manos aun cuando los guantes son para proteger. Las lesiones en la cabeza pueden ser graves, causando incluso daños irreparables al cerebro, generando desde problemas progresivos hasta la muerte.

Expertos en distintos lugares del mundo han pedido ponerle fin al boxeo, por considerarlo violento en su practica y en sus consecuencias. Otros opinan que teniendo la adecuada asistencia médica y los equipos de protección necesarios no es tan alto el peligro.

En todo caso, el porcentaje más alto de mujeres realiza esta práctica no con fines profesionales, sino con fines de entrenamiento y para liberar estrés y generar cambios físicos. ¡No hay excusa! Las mujeres también pueden boxear.