Las estadísticas se hicieron para romperse, y no sería la primera vez que los números dan ganador a un equipo en cualquier deporte y el factor “sorpresa” termina por derrumbar todas las expectativas de los aficionados. Pero seamos sinceros, a todos nos gusta soñar y te vas a emocionar aun más si te dicen que tu selección favorita está señalada por las estadísticas y te coloca como la próxima campeona del mundo.

Varias de las grandes selecciones se están preparando desde ya para la próxima Copa del Mundo de la FIFA que está por disputarse en Rusia, en junio de este mismo año, pero varias de ellas llegarán con distintas historias.

Cada uno con su calvario

Alemania, como la gran defensora, pero con la difícil tarea de repetir un título Mundial, cosa que solo han logrado dos selecciones en la historia de la competición, Italia (1934 y 1938) y Brasil (1958 y 1962), pero con el gran detalle que desde que se juega en el nuevo formato actual, nadie ha podido lograr tal hazaña de nuevo.

España, como una gran candidata al título, pero que ha perdido un poco respeto tras los malos resultados en las últimas dos ediciones mundialistas y con muchas de sus grandes figuras ya retiradas (Iker Casillas, Carles Puyol, Xavi Hernández, David Villa y Xabi Alonso) y otras ya en sus últimas etapas de sus carreras como internacionales mundialistas (Sergio Ramos, Gerard Pique, Andrés Iniesta y Fernando Torres).

Brasil, con Neymar como gran figura internacional y en un gran momento profesional, pero con el vergonzoso papel encima del último Mundial (como olvidar aquella eliminación por 1-7 en casa), y por último, pero no menos importante, la tan señalada selección argentina del astro del Barcelona [VIDEO], Lionel Messi [VIDEO], que llega en el ojo del huracán para esta generación de futbolistas que lo han dado todo, pero que al final, no han logrado nada.

La selección de Messi con las estadísticas a favor

Sin embargo, la selección albiceleste viene con una estadística totalmente diferente a la selección teutona, si bien Alemania va contra los números de poder repetir el título mundial, los argentinos llegan con un dato muy curioso, algo loco y poco probable, pero que no deja de llamar la atención. Si se llega a continuar el patrón de las tres últimas veces que la Mannschaft salió campeona, la selección del astro argentino, Lionel Messi, debería coronarse en esta próxima edición, pues así lo dice este patrón histórico de dicho torneo:

Copa del Mundo de 1954, campeón: Alemania.

Copa del Mundo de 1958, campeón: Brasil.

Copa del Mundo de 1974, campeón: Alemania.

Copa del Mundo de 1978, campeón: Argentina.

Copa del Mundo de1990, campeón: Alemania.

Copa del Mundo de 1994, campeón: Brasil.

Copa del Mundo de 2014, campeón: Alemania.

Copa del Mundo de 2018, campeón: ¿Argentina?