Noventa entusiastas de Inglaterra fueron arrestados en la ciudad de Amsterdam el viernes después de problemas antes del amistoso que enfrentó a Inglaterra contra Holanda, donde el resultado del marcado fue a favor de los ingleses por 0-1 con un tanto del jugador del Manchester United [VIDEO], Jesse Lingard.

Los hooligans se hicieron sentir de nuevo

La Policía de la ciudad de Ámsterdam publicó una declaración en su cuenta oficial de Twitter anunciando el número de personas detenidas, elevando el total de simpatizantes de Inglaterra esta semana a más de 100 personas. Donde casi 60 de ellas fueron detenidos luego de ser encerrados por la policía antidisturbios en el barrio rojo de la ciudad holandesa.

Un portavoz de la policía de Ámsterdam dijo que arrestaron a 90 ingleses, principalmente porque estaban perturbando la paz del sitio. Algunos de ellos fueron arrestados porque arrojaban botellas de cerveza en dirección a los oficiales de seguridad que intentaban resguardar la calma en la ciudad natal del Ajax.

El oficial explico que de los 90 arrestos, la mayoría fueron detenidos mientras la policía antidisturbios los bloqueaba después de intentar perturbar la paz a los ciudadanos de esa localidad. El comandante de la policía de Ámsterdam tomó la decisión de arrestarlos a todos quienes desobedecían las órdenes de los cuerpos de seguridad. "Cuando arrestamos a ese grupo, se hizo silencio en el barrio rojo, aunque aún había cientos de ingleses que se quedaban pero no estaban causando ningún tipo problema".

Declaró el comandante de la policía.

No era la primera vez

Una declaración inicial, que se actualizó rápidamente para reflejar el creciente número, dijo que la policía de Amsterdam había arrestado a 70 fanáticos primeramente, todos simpatizantes de la selección inglesa y que venían de afuera solo para apoyar a su selección.

La policía antidisturbios debía permanecer en la ciudad de Amsterdam para asegurarse de que no había problemas después del juego, donde por suerte, la selección de Inglaterra se impuso en el marcador en un cerrado encuentro. Los incidentes del viernes siguieron a un anuncio anterior de que 25 fanáticos totalmente borrachos ya fueron detenidos el jueves por diversas ofensas, incluidas botellas de cerveza lanzadas contra agentes de policía.

El seleccionador de Inglaterra [VIDEO], Gareth Southgate, instó a los seguidores a comportarse en vísperas del amistoso del viernes, donde su equipo debía contar con el apoyo de 5,253 aficionados en la sección de visitantes del estadio. "Creo que es importante que nuestros fanáticos vengan y disfruten del juego, que nos apoyen de la manera correcta", dijo Gareth Southgate el jueves por la noche.