Para poder llegar a final de mes y además poder ahorrar dinero, lo más importante es planificar nuestro día a día. La media de capacidad de ahorro de los españoles es de 6,5 euros por cada 100 euros que ingresan en sus cuentas corrientes. Pero, con sencillos trucos se puede llegar a final de mes e incluso, ahorrar dinero.

La capacidad de planificación es clave para ser un buen ahorrador

En la situación actual, a pesar de tener ingresos no son suficientes para poder permitirnos todo lo que queremos.

Pero si somos capaces de planificar nuestro día a día y darle una vuelta a la manera que tenemos de gestionar nuestros ingresos cualquiera es capaz de hacerlo. Incluso, podemos ahorrar un dinero extra que podría ser muy útil en un futuro.

Estos consejos son importantes en el día a día para poder reducir los gastos de cada mes. Y así se puede ahorrar dinero para el futuro:

Haz el cálculo del presupuesto.

Una buena forma de llegar a final de mes es conocer el estado de nuestras finanzas y para poder gestionar nuestros ingresos debemos calcular la media de los gastos que tenemos fijos, así como la cuantía exacta de nuestros ingresos. De esta manera, sabremos el dinero que está disponible y se podría llevar a cabo una planificación con una previsión de cómo debemos usarlo.

La lista de la compra debe estar optimizada. En el supermercado se puede ahorrar mucho dinero.

Lo primero, idear un menú semanal y elaborar una lista de la compra según lo que hemos ideado. También sería importante apostar por buenos hábitos en la alimentación, comprar fruta y verdura que sea de temporada o reducir el consumo de precocinados y de carne. Está demostrado que estos dos tipos de productos pueden aumentar en un 30% el precio de la compra.

Se deben conocer los descuentos y tener una conciencia medioambiental

Según el portal web Tiendeo.com, se puede lograr ahorrar bastante si apostamos por las marcas blancas (de limpieza, por ejemplo).

También hay establecimientos que hacen importantes descuentos en aquellos productos que están próximos a su fecha de caducidad o tienen ofertas especiales.

Hay que comparar precios. Antes de hacer una compra deberíamos controlar los distintos portales online, las ofertas de las tiendas y de los supermercados. De esta manera, se puede ahorrar hasta un 50% en una serie de productos o, según la OCU (siglas de “Organización de Consumidores y Usuarios”) ahorrar más de 1.000 euros al año por familia.

Comprar solo lo que se necesita. Muchas veces habría que pensar si estamos comprando lo que realmente necesitamos o no. Según varios estudios, solo el 45% de lo que compramos es realmente necesario. El resto es por la publicidad, las técnicas que emplean las multinacionales para vender y la percepción de que algo es muy barato. Pero, al final, lo barato sale caro al no usarlo.

No desperdiciar. No solo por responsabilidad moral o conciencia en el campo medioambiental.

Según los estudios, se desperdicia un 18% de los alimentos que se compran. O sea, tiramos a la basura una cantidad superior a los 250 euros al mes. Los alimentos que sobran deberían estar a simple vista en la nevera para no olvidarnos de ellos y consumirlos.

Usar tupper. No solo vamos a comer o cenar de una forma mucho más saludable. Igualmente, vamos a acabar ahorrando dinero. Si una persona come un café y un bocadillo al día fuera de casa, al final, está perdiendo 50 euros al mes. Y si come fuera, la cifra aumenta hasta los 200 euros al mes.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más