Tal día como hoy, 17 de julio, ocurrieron sucesos que marcaron un antes y un después en la historia. A continuación lo recordamos con la perspectiva que nos concede el tiempo que ha pasado desde entonces.

Asesinato de la familia real rusa en Ekaterinburgo

Hace 100 años que la familia del último Zar de Rusia era asesinada. Fue en la ciudad rusa de Ekaterimburgo. Fue un episodio más dentro de la llamada revolución rusa que se inició en 1917, con una población sumida en la más absoluta de las miserias y desgastada por la I Guerra Mundial que ya había provocado la abdicación de Nicolás II en marzo de 1917.

El estallido en octubre de la revolución y la posterior guerra civil entre bolcheviques y los llamados rusos blancos hicieron que la situación de la familia real fuera muy delicada y así, en abril del 18 fueron trasladados a Ekaterimburgo.

No se sabe a ciencia cierta quienes dieron la orden para asesinarlos, lo cierto es que un batallón de bolcheviques dirigidos por Yákov Yurovski y bajo las ordenes del Soviet Regional de los Urales llegaron a los aposentos de la familia real y de un séquito de personas que los acompañaban y los ejecutaron.

Algunos historiadores atribuyen a Lenin y a Sverdlov la autoría intelectual del asesinato en prevención de un posible rescate de la familia real, si bien no hay documentación que acredite tal acusación. La excusa de que la Legión Checoslovaca estaba cerca de la zona y que podría liberarlos era la excusa perfecta para el brutal crimen.

El asesinato dio lugar a muchas teorías como la de la hija superviviente, Anastasia, de la cual hubo una mujer que dijo ser ella y que con el tiempo se demostraría que era una impostora.

Nacimiento de Edgar Degas

Un 17 de julio de 1834 nació en París, Edgar Degas, uno de los más insignes pintores y escultores franceses, considerado uno de los fundadores del impresionismo. Su magistral forma de captar las imágenes de la vida cotidiana, dotando de movimiento a sus obras, sobre todo en las relativas a bailarinas, carreras de caballo y sus desnudos.

Nació en el seno de una familia rica y estaba en principio destinado a ejercer la abogacía, pero decidió abandonar la carrera, para dedicarse a la pintura.

Tras formarse en el taller de Louis Lamothe y viajar por Italia, se instaló definitivamente en París, participando en el movimiento Impresionista, aunque se sentía más un naturalista o realista. Su trabajo hoy en día se conserva en museos y colecciones privadas de todo el mundo, siendo uno de los artistas más cotizados en el mercado internacional de arte, alcanzándose grandes sumas por las compras de sus obras.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más