Si eres el anfitrión de una comida ¿ofrecerías una botella de vino con tapa de rosca a tus invitados? O más comprometedor aún, si eres el invitado ¿llevarías una botella con rosca a una cena? Seguramente no. Quizá, en otros países, se atreverían si la marca gozara de reconocido prestigio como un burdeos, por ejemplo.

¿Por qué sucede esto? Para muchos, la tapa de rosca se asocia con mala calidad, e incluso, con el mal gusto del comensal en la mesa.

Sin embargo, lo que no todo el mundo sabe, es que la elección de una u otra está supeditada a la cultura vinícola del país y, en algunos casos, al tipo de vino.

Es por ello que en Nueva Zelanda, Australia, África del sur y Chile, el tapón de rosca es común. Y te sorprendería saber que en Alemania y Suecia hay tiendas que venden vinos españoles elaborados por prestigiosas bodegas como Rioja, y aun así, están sellados con una tapa de rosca.

Caso contrario a España, donde preferimos comercializarlos con tapón de corcho natural.

Así pues, te recomendamos que antes de juzgar cualquiera de las dos opciones descubras cuáles son las ventajas y desventajas de elegir una botella de vino con tapa de rosca.

Ventajas

En primer lugar, es importante recalcar que es erróneo pensar que una botella con tapa de rosca, es indicio de un vino de mala calidad.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Historias

Pues, desde su creación en 1959, este tipo de tapón ha evolucionado mucho. En la actualidad, se cuenta con el Rosca, el Stelvin, entre otros. Las posibilidades de decoración permiten diferenciar la calidad del vino, por lo tanto, en los mercados donde este tipo de sellado está sólidamente implantado la rosca es símbolo de calidad.

En segundo lugar, muchas personas alegan que si la misión de éste es sellar herméticamente la botella para evitar contaminaciones y oxidaciones, mantener los aromas frutales presentes en el vino, el de rosca cumple a cabalidad estas funciones.

Por último, se encuentra la seguridad y comodidad, el tapón de rosca permite abrir con más facilidad la botella, y da la opción de destaparla y cerrarla cuando gustes sin mucho esfuerzo.

Desventajas

La rosca no es lo más adecuado para los vinos de guarda, aquellos que mejoran su calidad mientras más tiempo permanezcan en la botella, para lo cual el tapón de corcho es su mejor aliado. Sin mencionar que el corcho contribuye a la conservación de nuestros alcornocales, parte esencial del equilibrio medioambiental.

Si bien es cierto que, la rosca puede conservar los aromas frutales del vino y que brinda comodidad y seguridad a la hora de destapar una botella. En España, el corcho es cuestión de tradición y esto va por encima de la facilidad y la seguridad. Para nosotros, el corcho es símbolo de una instancia agradable, a un buen vino siempre lo acompaña el estallido sonoro que presagia la felicidad y la celebración. En definitiva, ¡un momento de relajación y satisfacción que va más allá de los grados de alcohol!

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más